La importancia del momento

Tras clasificar con el Madrid a los cuartos de final de la Euroliga, saltaba la bomba de la salida inminente de Gaby Deck rumbo a la NBA. 

Y es que en el Real Madrid este año las alegrías duran muy poco. Apenas una hora después de ganar en Turquía, realizando uno de los mejores partidos de la temporada, Chema de Lucas soltaba la bomba, Gaby Deck ponía rumbo a la NBA para firmar un contrato de tres años con Oklahoma City Thunder. 

Fuente: elliberal.com

Hasta ahí parecía todo normal, ya que el argentino estuvo muy cerca el pasado verano de desembarcar en Los Ángeles Clippers. Pero, a medida que se iba completando la noticia, parecía todo más inverosímil. “Gaby Deck viajará a OKC mañana y firmará con la franquicia de la NBA”, apuntaba Carchia en Twitter. No iba a jugar más con el Madrid, apenas una hora después de jugar 38 minutos en la pista de Fenerbahçe. Aquí ya no era todo normal. 

Porque no es nada normal que un jugador con contrato en vigor salga de un equipo el abril, a 72 horas de un clásico que es más importante de lo que parece y con unos cuartos de final de la Euroliga por jugar que pueden convertir una temporada normal en una buena, si se consigue la clasificación para la Final Four. Solo con esto, ya puede parecer poco justificable una salida así, pero, cuando uno mira la situación que atraviesa el equipo, esta salida es aún más cuestionable. 

Y es que Deck se había convertido en el referente exterior del equipo de Laso, sobre todo tras la salida de Facu en diciembre (sí, otra salida más). Pero es que, además, con la lesión de Randolph, el argentino podía hacer las veces de alero y ala pívot, cubriendo esa carencia del equipo tras la lesión del americano. Y con el equipo sin poder fichar, con un mercado en la Euroliga cerrado y un mercado en Liga Endesa difícil, como es normal en el mes de abril. 

Siendo esto así, el argentino firmará un contrato por tres temporadas con la franquicia de Oklahoma, en plena reconstrucción y sin opciones de Playoffs. El Madrid recibirá la cláusula de salida del argentino, cifrada en millón y medio de euros, que, unida al pago de la salida del Facu, servirá para reforzar la plantilla de cara al año que viene. 

Así pues, el Madrid afronta el final de la temporada sin tres de sus jugadores más importantes al comienzo de esta, y con una situación muy complicada para avanzar en Euroliga (con factor cancha en contra), y en Liga Endesa (con un Barça muy superior al conjunto de Laso). 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s