Previa NCAA femenina 2021/2022

 

La nueva temporada NCAA 2021/2022 de baloncesto universitario femenino arranca en noviembre y culminará con el habitual March Madness, el cual coronará a un nuevo equipo campeón el próximo 3 de abril de 2022 en el Target Cencer de Minneapolis.

El principal torneo que dará fuertemente el pistoletazo de salida a la regular season (inicia el 9 de noviembre) será el Women’s Battle 4 Atlantis. Se celebrará del 20 al 22 de noviembre con universidades como Buffalo, Minnesota, Oklahoma, Oregon, South Carolina, South Florida, Syracuse y UConn.

El ránking de las 25 mejores universidades en pretemporada ya lo tenemos aquí, el AP Preseason Top-25, y solo falta disfrutar de las mejores jugadoras universitarias de Estados Unidos sobre el parqué. Un año más os traemos un pequeño artículo mencionando a los mejores equipos y las mejores jugadoras que podemos seguir este curso en la NCAA. Tanto las veteranas como las novatas que llegan este año dispuestas a darnos espectáculo. Que por cierto, aquí tienes el ránking de prospects de la clase de 2021 por ESPN

En la última temporada se coronó la universidad de Stanford, y afrontan una nueva campaña donde se mantienen entre los mejores equipos del país y con una plantilla prácticamente intacta. Haley Jones viene de ser la Most Outstanding Player de la Final Four, donde promedió 20 puntos y 6 rebotes y fue determinante para la consecución del título de las Cardinal. Destaca por su gran versatilidad en las posiciones a pesar de ser base, y junto a la forward Cameron Brink, que también sigue en el equipo y viene de promediar 9’9 puntos, 6’6 rebotes y 2’8 tapones, liderarán a Stanford un año más.

Más veteranas que continuarán con su buen hacer serán Lexi Hull, Anna Wilson o Fran Belibi. Jugadoras a seguir, las reclutas de esta clase 2021 Brooke Demetre (5 estrellas) y Okikiola Iriafen. También por ver la progresión de la jugadora de segundo año la base Jana Van Gytenbeek, ahora que ya no está Kiana Williams.

Pero otra temporada más son las de South Carolina las grandes favoritas para el curso. Con su entrenadora Dawn Stanley recontratada, las Gamecocks mantienen bloque y se encomendarán otro año en Aliyah Boston, doble ganadora del Lisa Leslie Award a la mejor center en la NCAA. Boston está en plena madurez y con más responsabilidades en el equipo, donde también cuentan con la dirigente Zia Cooke, promediante de 15’9 puntos por partido y casi con un 40% de acierto en triples. Otra guard de la que presumen en South Carolina es de Destanni Henderson, quien posee una gran velocidad y aporta en todas las facetas (12+4’7+5). Para colmo, tres jugadoras dentro del Top-5 de la clase del 2021 eligieron jugar en las Gamecocks: guards como Raven Johnson y Saniya Rivers, y la forward Sania Feagin. También destacar a la transfer Kamilla Cardoso, ganadora del ACC 2021 Freshwoman of the Year con Syracuse.

El equipo quizás con más talento joven y prometedor es el de UConn. El año pasado acertaron de lleno reclutando a Paige Bueckers, quien se convirtió en una de las jugadoras más espectaculares de ver en la temporada. Promedió 20 puntos por partido, 4’9 rebotes, 5’7 asistencias y con porcentajes por encima del 50% en tiros de campo y con hasta el 46% de tres. Toda una fuera de serie flamante Women’s National Player of the Year, la primera freshwoman que consigue este premio en la historia. Además, Christyn Williams (16’3 puntos), Olivia Nelson-Odoba (12+7’8) y Aaliyah Edwards (10’7) continúan para ser importantes en las Huskies.

La principal novedad es que nuevamente lucen con la recluta nº 1 de país, en este caso la guard Azzi Fudd (amiga de Bueckers). También con 5 estrellas llegan a Connecticut las jóvenes Caroline Ducharme y Amari DeBerry. Y se hicieron con la valiosa transfer de Ohio State Dorka Juhasz, forward húngara que promedió 14’6 puntos y 11’1 rebotes. Las Huskies irán con todo para buscar el título que se les resiste desde 2016 y el año pasado ya repitieron Final Four.

La base junior Ashley Owusu es la principal culpable de que Maryland esté en las conversaciones de mejores universidades para la nueva temporada. 18 puntos, 5’6 rebotes y 5’9 asistencias por noche fueron sus números en la última campaña, liderando a unas Terrapins con un tremendo ataque que fue el mejor de todo el país, con las anotaciones más altas. Pero no tuvieron su mejor March Madness cayendo en Sweet 16. Para redimirse, mantienen su gran bloque, ofensivo, con Diamond Miller (17 tantos por encuentro), Katie Benzan (la mejor triplista del año con un 50% de acierto), Chloe Bibby y la sophomore Angel Reese, de la que se espera mucha más participación después de sufrir una lesión en el pie en su temporada freshwoman.

Tenemos un año más a una de las mejores centers de toda la NCAA, a Elissa Cunane. Llevó a NC State a ser campeonas de la ACC por segunda temporada seguida, una dominante bajo el aro con 16 puntos por juego, 8’3 rebotes y 1’8 asistencias. Buena anotadora que además también mira a canasta desde más allá del arco. Cunane más veteranas como Jakia Brown-Turner, Raina Pérez y Kayla Jones, y dos reclutas de 4 estrellas como Aziaha Jones y Sophia Hart, liderarán a las Wolfpack para soñar un año más con grandes cosas. Además, unen a la transfer de Rutgers Diamond Johnson.

Una de las mejoras jugadoras en la historia de la universidad de Lousville ya se marchó a la WNBA, Dana Evans, donde además fue campeona con las Chicago Sky. No obstante, la senior Kianna Smith tirará del carro de las Cardinals que llegaron a Elite Eight en el pasado March Madness. La acompañarán dos transfers relevantes como Emily Engstler de Syracuse (10’5+9’1) y Chelsie Hall de Vanderbilt (15’4+4’8+3’8). Dependerán también para seguir como una universidad a temer del progreso de las sophomores Hailey Van Lith y Olivia Cochran.

El programa de Baylor seguirá dando el callo de la mano del liderazgo de una de las mejores jugadoras del país como NaLyssa Smith. Una forward muy atlética que promedió 18 puntos y 8’9 rebotes por juego, con un salvaje 56% de acierto en tiros de campo. Mientras Bueckers le restaba focos de atención y premios, sí que se llevaría el Wade Trophy a la mejor jugadora de la NCAA de clase alta, «upperclass». Sin embargo, rumbo a la WNBA pusieron ya DiDi Richards y DiJonai Carrington, y Moon Ursin ahora juega para Tulane. Las Bears también tienen nueva head coach, Nicki Collen, que viene de dirigir a las Atlanta Dream, y tendrá la ardua tarea de mantener a este equipo en la élite a pesar de tantos cambios.

Queen Egbo (11’1+8’6) acompañará en la pintura a NaLyssa en su año senior, y Jaden Owens y la sophomore Sarah Andrews también darán continuidad al equipo de Baylor. Como nueva Bears, de transfer llega Ja’Mee Asberry desde Oklahoma State.

Indiana dio el pelotazo en el último NCAA Tournament derrotando a la seed nº 1 NC State y llegando al Elite Eight, la mejor actuación de la historia de la universidad. Su buena defensa (segundo mejor equipo defensivo de toda la Big Ten) y la calidad de la ahora senior Ali Patberg (14+3’9+3’7) fueron protagonistas de este equipo de Hoosiers. El núcleo permanece con la continuidad de la forward Mackenzie Holmes (17’8+7’6), la base senior Grace Berger (15’4+6’8+4’6) y la también veterana Aleksa Gulbe.

Al estilo de Bueckers, la ahora sophomore Caitlin Clark revolucionó la universidad de Iowa. Estuvo inconmensurable con una media de 26 puntos, máxima anotadora del país, 6 rebotes y 7 asistencias por encuentro, exhibiéndose con sus entradas a canasta y sus triples espectaculares, de los cuales atinó el 47% de los que lanzó en la pasada temporada. De ella, la Big Ten Freshwoman of the Year 2021, dependerán las cotas de las Hawkeyes este año donde también tendrán nuevamente a Monika Czinano (19’3+5’8), con quien hizo buenas migas Caitlin esperando sus creaciones y pases en el interior de la pista.

Después de las salidas de Sabrina Ionescu, Ruthy Hebard y Satou Sabally hacia la WNBA, Oregon se mantuvo como un equipo competitivo de la mano de la base Te-Hina Paopao, y llegaron hasta el Sweet 16. Afronta ahora su segundo año después de una temporada que no pudo culminar por lesión y promedió más de 10 puntos y 4 asistencias por partido. Asumirá más galones en las Ducks este curso rodeada nuevamente por las jugadoras interiores Sedona Prince (10’4+3’9) y la alemana Nyara Sabally (14+4). Será interesante ver el rol que asume la freshwoman Taylor Bigby de 4 estrellas. También llega nueva la transfer de USC Endyia Rogers, para dar más anotación a estas Ducks.

La universidad de Michigan viene de completar su mejor March Madness de la historia alcanzando el Sweet 16. Y este año intentarán ir a más de la mano de la mejor jugadora de toda una combativa conferencia Big Ten, Naz Hillmon. La forward promedió doble-doble, 23’9 puntos y 11’4 rebotes por noche, experta en los rebotes ofensivos. Leigha Brown tuvo unos números espectaculares en su primer año con las Wolverines (18’2+4’5+3’1) y será la base del equipo donde también estará dándole relevo Amy Dilk, quien no pudo competir en el NCAA Tournament por positivo Covid-19. La frescura y juventud lo aportarán dos escoltas de cuatro estrellas, Laila Phelia y Ariana Wiggins.

La mejor alero de la última temporada en la NCAA fue Ashley Joens, reconocimiento otorgado con el Cheryl Miller Award. En Iowa State presumen de contar con una jugadora capaz de promediar 24’2 puntos, 9’5 rebotes y 1’6 asistencias, y además ser otra buena baza desde el triple, tras cosechar un 35’4% de acierto. Joens es una de las mejores jugadoras ofensivas y de las más versátiles de la nación, con lo que las Cyclones están de suerte un año más de poder ser una universidad más que respetable en la temporada que se nos viene.

Cerramos este artículo que incluye a los mejores equipos y las mejores jugadoras de la temporada 2021/2022 en la NCAA femenina nombrando a muchos más jugadoras que podremos seguir este curso: 

 

 

Rhyne Howard (Kentucky), Veronica Burton y Hailey Weaver (Northwestern), Shakira Austin (Ole Miss), Kierstan Bell (Floruda Gulf Coast), Charlisse Leger-Walker (Washington State), Carisma Osborne (UCLA), Lorela Cubaj (Georgia Tech), Elizabeth Kitley (Virginia Tech), Mya Hollingshed (Colorado), Jersey Wolfenbarger y Maryam Dauda (Arkansas), Rae Burrell (Tennessee), Ayoka Lee (Kansas State), Aaliyah Moore y Rori Harmon (Texas), Olivia Miles (Notre Dame), Tar Heels como Alyssa Utsby y las freshwomen Teonni KeyKayla McPhersonMorasha Wiggins Destiny Adams (North Carolina), Jada Peebles y Adalia McKenzie (Illinois).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s