Previa NCAA masculina 2021/2022

 

La temporada 2021/2022 NCAA de baloncesto universitario masculino abarcará del 9 de noviembre de 2021 al 13 de marzo de 2022, celebrándose un nuevo mítico March Madness del 13 de marzo al 4 de abril, fecha en la que conoceremos a la nueva universidad campeona de la nación. En una temporada ya mucho más normalizada tras las restricciones por la pandemia, el basket universitario está de regreso para traernos nuevas emociones y seguir a los futuros jugadores que puedan irrumpir en la NBA al próximo Draft.

 

Antes de repasar a los mejores jugadores y equipos, os enlazamos dos sitios claves. El primero es el ránking AP Top-25 de Preseason, las 25 mejores universidades que se estiman para la temporada antes del comienzo de la misma. Y el segundo es la maravillosa guía con información al detalle de todos los programas universitarios, realizando por Esperando Marzo.

 

Baylor defenderá el título conseguido en 2021 por primera vez en su historia, pero no lo tiene nada fácil. Sus principales jugadores del pasado campeonato ya juegan en la NBA, y el jugador más destacado que les queda es Matthew Mayer. Todo un valor desde el banquillo de estos Bears promediando 20’7 puntos, y que ahora está encomendado en asumir más galones. Liderará a Baylor junto a Adam Flagler y el transfer James Akinjo. Por ver al novato alero Kendall Brown.

Pero los favoritos en preseason son UCLA, de la mano de uno de los mejores jugadores que se presentan como es Johnny Juzang. Lideró a los Bruins hasta la Final Four en un March Madness donde promedió casi 23 puntos con un porcentaje superior al 50% de acierto en tiros de campo. Volverá esta temporada junto a Jaime Jaquez Jr., forward también de gran anotación para completar un backcourt envidiable.

Asimismo, con grandes aspiraciones se espera a la posiblemente mejor universidad de las recientes temporadas junto a Baylor en regular season, Gonzaga. A los Bulldogs se les resistió finalmente el título pero tienen una nueva oportunidad de buscarlo, con Drew Timme como estandarte y claro favorito a mejor jugador del año. Es muy eficaz en el juego interior, y en el torneo nacional promedió 25 puntos por encuentro. 

 

Habrá que echar un especial ojo al freshman Chet Homgren, center alto con habilidad tanto bajo el aro como en lanzamientos exteriores. Es el número uno de la clase de jugadores 2021 que llegan de su etapa high school, por delante de Jaden Hardy, quien ha decidido jugar en la G League.

Siguiendo con jugadores freshman, en Duke entran en su último y nostálgico año dirigidos por Mike Krzyzewski, algo que será inédito, pues lleva en los banquillos de los Blue Devils desde 1980. Y reclutaron a Paolo Banchero, estadounidense de ascendencia italiana, ala-pívot que combatirá a Homgren el premio a Frehsman of the Year.

La universidad de Kentucky viene de no clasificarse al March Madness por primera vez desde 2013, con su primer récord negativo en temporada desde 1989. Tras un curso fatídico ahora sueñan de nuevo de la mano del senior Kellan Grady, transfer de Davidson, francotirador de más de 17 puntos de promedio en todas sus tres temporadas anteriores en el baloncesto universitario. Y también del novato TyTy Washington, guard que a priori tiene que ganarse el puesto en los Wildcats. De base titular estará Shavir Wheeler, quien llega de Georgia donde daba más de siete asistencias por juego como freshman. Destacar además al que dominará en la pintura y en los rebotes, Oscar Tshiebwe, quien se las prometía el año pasado en West Virginia pero finalmente una lesión a largo plazo le empujó para ser transferido a los Wildcats y abandonar la temporada.

Una universidad candidata real al título es Texas. Y es el transfer canadiense Marcus Carr el principal culpable de ello, viniendo de Minnesota donde estuvo con unos 19’4 puntos por encuentro y estando en el mejor quinteto All-Big Ten de la pasada temporada. El base senior da un salto diferencial a los Longhorns donde también están de regreso Courtney Ramey y Andrew Jones, recuperado de un cáncer y dispuesto a seguir aportando más de diez puntos por partido.

En Kansas vuelven a aspirar alto. Muchos jóvenes volvieron un año más y consiguieron traer a Remy Martin desde Arizona State. Escolta tres veces All Pac-12 con 19 tantos por duelo, buenos porcentajes en sus tiros y que consiguió incluso los 30 puntos en cuatro partidos. Se unirá a Ochai Agbaji para presumir de un gran juego exterior.

Otra universidad típica que habrá que seguir, Villanova, se verá liderada un año más por Collin Gillespie. Dirigente de estos Wildcats que afronta su último año universitario aunque viene de perderse el NCAA Tournament por lesión de MCL. Los también veteranos Justin Moore y Jermaine Samuels serán los protagonistas también de este equipo en busca de cotas más altas que las que obtuvieron el año pasado.

Equipazo el que tiene Illinois con buenos veteranos de vuelta, como Trent Fazier, y gracias a la decisión final de Kofi Cockburn de volver a la universidad un año más y a estos Fighting Illini. Dominador bajo el aro que en el último curso estuvo soberbio con 17’7 puntos, 9’5 rebotes y 1’3 tapones por partido. Y este año tendrá de segunda espada a Andre Curbelo llevando la batuta del equipo. En 2020/2021 como sexto hombre promedió 9 puntos.

Ojito con Purdue. Cuentan con un infravalorado Trevion Williams que estuvo con 15’5 puntos, 9’1 rebotes y 2’3 asistencias de media en el último curso. Y con el sophomore escolta Jaden Ivey, quien en su primer año tuvo 11 tantos en un promedio de 24 minutos por partido. Su enorme potencial le pone en las listas para el próximo Draft. En el verano además Ivey compitió con la selección estadounidense U19 colgándose el oro en el Mundial.

Trayce Jackson-Davis es uno de los mejores jugadores del país y continúa en la universidad de Indiana. Los Hoosiers quieren volver a ser grandes otra vez y eso pasará por el hacer de este power forward y con la nueva dirección desde el banquillo de Mike Woodson. Jackson-Davis aportó 19 puntos, 9 rebotes y 1’4 tapones por partido, atinando más del 50% de sus tiros de campo en sus dos años universitarios.

En Ohio State están de suerte con la continuidad de los interiores E.J. Liddell y Kyle Young. Si Liddell mejora aún más sus guarismos (16’2+6’7+1’8+1’1 tapones), puede estar incluso en la conversación de jugador del año. Young aportará toda la experiencia a estos consolidados Buckeyes en su año senior y como gran pareja de baile de Liddell para la pintura.

Rematamos la Big Ten hablando de Hunter Dickinson y sus Michigan Wolverines. Un año más Michigan volverá a ser competitiva a pesar de las habituales bajas por graduados y Dickinson es un center a seguir en su segunda temporada de college. Como freshman ya demostró cosas aún por detrás del ahora jugador de los Orlando Magic Franz Wagner, y promedió 14 puntos, 7 rebotes y 1’4 tapones en unos 25 minutos de juego. Entró en el segundo equipo All-American después de conseguir además superar la decena anotadora en 23 partidos de los 28 que disputó, y acertando el 60% de sus lanzamientos a canasta. También especial atención sobre Caleb Houstan, alero canadiense freshman, recluta nº 8 para ESPN con buenas habilidades con el balón.

Volviendo a las universidades clásicas, North Carolina viene de una temporada para el olvido. Caleb Love deberá asumir más responsabilidades en su segundo año como guard dirigente de estos Tar Heels que perdieron a Day’Ron Sharpe en la NBA y al multitareas Garrison Brooks. A parte de Love seguiremos teniendo un ojo puesto en Armando Bacot, quien se reivindicó en el poste como el máximo anotador del equipo con 12’3 puntos de promedio y casi el 63% de acierto. Además, será la primera temporada sin Roy Williams como entrenador desde 2003. En su lugar llegó Hubert Davis.

Por último hablamos de un equipo bajo el radar pero también más que interesante con un par de jóvenes muy valorizados y con aspiraciones de llegar incluso a la mismísima Final Four. Emoni Bates ha causado tremendo hype desde que llegó al high school, un jugador interior ágil y con un gran físico. Es el freshman número 3 del país, que se verá acompañado por otro novato, nada menos que el número 7, Jalen Duren. Es un center puro con versatilidad y con grandes aspiraciones para el próximo NBA Draft. Dos jóvenes Top-10 y de cinco estrellas para unos Tigers comprometidos a hacer grandes cosas esta temporada.

Culminamos este artículo con los mejores equipos y mejores jugadores de la temporada 2021/2022 en la NCAA masculina nombrando a muchos más jugadores que podremos seguir este curso: 

Jabari Smith (Auburn), Kennedy Chandler (Tennessee), JD Davison (Alabama), Colin Castleton y Keyontae Johnson (Florida), Patrick Baldwin Jr. (Milwaukee), Matt Bradley (San Diego State), Taevion Kinsey (Marshall), Bennedict Mathurin (Arizona), Eric Ayala (Maryland), Scottie Pippen Jr. (Vanderbilt), Avery Anderson (Oklahoma State), Alex Barcello (BYU), Kyle Lofton (St. Bonaventure), Kevin Obanor y Terrence Shannon (Texas Tech), Julian Champagnie (St. John’s), Garrison Brooks (Mississippi State), Marcus Sasser (Houston), Max Abmas (Oral Roberts), Tyson Etienne (Wichita State), Chris Lykes (Arkansas), Buddy Boeheim (Syracuse), Drew Peterson e Isaiah Mobley (USC), John Fulkerson (Tennessee), Ron Harper Jr. y Geo Baker (Rutgers). Aquí tenéis un amplio Top-100 de jugadores universitarios actuales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s