Miami irreconocible ante unos Lakers que se apuntaron fácil el primero de las Finales NBA

Fatídico primer encuentro de las Finales NBA 2020 para los Miami Heat. Cayeron por 98-116, sin encontrar su ritmo ofensivo ni defensivo habitual que los ha llevado hasta esta lucha por el anillo en las últimas semanas, y perdiendo también a tres jugadores claves que podrían ser dudas para los siguientes partidos. Los Angeles Lakers toman ventaja en la carrera hacia el título de la “Burbuja de Orlando”.

Arrancó el primer cuarto con un duelo de pistoleros desde la línea de tres (ambos equipos finalizaron con más del 40% de acierto). Pero los Heat tomarían el control en estos primeros minutos con una racha positiva de 13-0 que les ponía en 23-10, con 9 tantos de Jimmy Butler (23). No obstante, los de Erik Spoelstra concatenaron cinco tiros fallados y reenganchó a los Lakers, que terminaron el cuarto con un triple de Alex Caruso para ponerse por delante (28-31).

El segundo periodo se inició con más de lo mismo. Dos triples consecutivos de Kyle Kuzma y Rajon Rondo empezaron a distanciar a la franquicia angelina. Mientras se mantenía el acierto desde el perímetro, Anthony Davis (34+9+5) gobernaba en la pintura con 16 puntos al descanso, y los Lakers fueron puliendo una diferencia que se fue hasta un 48-65 al descanso. Los de Frank Vogel habían encestado 11 triples (en 17 intentos) marcando el récord de la franquicia en un juego de Playoffs. Además, el banquillo estaba sumando como en muy pocas ocasiones, y llevaba 20 puntos en esta primera mitad.

Para colmo, Butler empezó a resentirse de un tobillo que se torció dos veces, y tanto Bam Adebayo (molestias en el hombro y cuello) como Goran Dragic (la principal duda para el futuro de la serie, con un desgarro en la fascia plantar izquierda) tuvieron que abandonar el encuentro en el tercer cuarto.

Los Lakers no bajaron su ritmo y rápidamente se pusieron en +20 (54-74) y los Heat eran incapaces de controlar la velocidad ofensiva de los Lakers. Solo Tyler Herro (14), Jae Crowder (12) y Andre Iguodala (7+5+6) dejaron algún destello en los Heat que afrontaron el último cuarto 26 puntos abajo, 67-93.

La defensa angelina siguió funcionando, con Dwight Howard de principal protector del aro y LeBron James ejecutando cada vez que tenía el balón en sus manos, terminando con 25 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias. Todo lo contrario en Miami, cuya defensa apenas ofrecía resistencia y en ataque no lograban sumar con regularidad.

Lo único bueno que destacar del último cuarto fue la irrupción del novato Kendrick Nunn (18+5), con el que pudieron arañar algo en el marcador, llegando a acercarse a un 96-109 en los minutos finales. Pero no hubo mucha más historia en esta cómoda victoria de los Lakers.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s