Las memorias de Lamar

A la hora de hablar de Lamar Odom parece, de un tiempo a esta parte, que se ha impuesto su figura fuera de las canchas. Poco se habla de los excelentes años de baloncesto que tuvo el jugador en la franquicia de Los Ángeles Lakers, llegando a ganar dos anillos como uno de los mejores escuderos de Kobe Bryant, y en cambio mucho se ha hablado de los excesos que tuvo en su vida personal, así como de las sus relaciones personales con figuras de show business angelino, que acabaron por descentrarle de su brillante carrera.

No podemos olvidar que estamos hablando de un jugador que ha promediado en su carrera, desde que fue elegido en el número 4 del draft, más de 13 puntos y casi 9 rebotes, contando con dos temporadas finales en Dallas y Clippers muy por debajo de su nivel. 

Los mejores años de Lamar Odom en la NBA fueron las temporadas 2007-2008, donde fue finalista de la NBA, y 2008-2009 y 2009-2010, temporadas en las cuales se coronó como campeón de la NBA con los Lakers de Kobe y Pau Gasol. 

Todo los éxitos deportivos de Odom parecerían acompañarle en su vida privada, que pasó a las páginas de las revistas del corazón después de su matrimonio en 2009 con Khloé Kardashian, empezando una época muy turbulenta en la vida del jugador, que empezó a frecuentar las glamorusas noches de Los Ángeles y su rendimiento empezó a bajar, sobre todos después de la temporada 2010-2011. 

Comenzaba entonces un periplo que le llevó a firmar por el Besiktas turco durante el cierre patronal de la NBA y por el Baskonia en el año 2015, aunque ninguna de esas dos aventuras tuvo un final feliz. Tras ser fichado y cortado por Dallas Mavericks, Clippers y New York Knicks, Lamar Odom fue noticia por asuntos relacionados con la drogas, hasta el punto de ser encontrado inconsciente en un prostíbulo.

Ahora, Lamar Odom, junto a Chris Palmer, publica un libro en el cual hace un recorrido por esos años turbulentos y que estuvieron a punto de terminar no su vida en Las Vegas después de una noche cargada de exceso. 

El libro comienza con la infancia de Lamar y todos los problemas que tuvo que ir solventando debido a la ausencia de la figura materna, debido a un cáncer, y de la paterna, debido a la adicción a la bebida. En su Nueva York natal, Lamar Odom empezó a demostrar que el baloncesto podía serle de ayuda y que podía ser su vía de escape. Y lo aprovecho. 

A partir de ese momento, Lamar Odom comenzará a contar su periplo por la mejor liga del mundo y también como fue su cambio de vida cuando empezó a aparecer más  en los medios del corazón que en los medios deportivos, empezando una época de oscura en su vida, que pudo tener un final por nadie deseado. 

Un libro más que recomendable para todos los aficionados al baloncesto, que les acercará a uno de los personajes más curiosos de la liga norteamericana de este siglo y que nos tiene que hacer recordar que Lamar Odom fue uno de los grandes jugadores de la Liga, más allá de que el final de su carrera fuera más que preocupante. 

El libro ha sido editado por la editorial Contra que ya ha publicado otros libro de baloncesto, como Cuando fuimos los mejores  o Dream Team. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s