¡Black is back!

El que fuera en los años 90, un equipo dominador del viejo continente ha vuelto a ser un equipo campeón. La Virtus ha vuelto ¿para quedarse? 

Justo cuando se cumplían 20 años del último título de Lega A de la Virtus Bolonia, la nueva Segafredo Virtus Bolonia barría por 4-0 al Olimpia Milano en la final de la liga italiana de baloncesto. Pero este triunfo no es fruto de la casualidad, ya que el equipo italiano se ha ido reforzando en los años pasados para conseguir grandes cosas, y pensando siempre en su regreso a la Euroliga. 

Y es que mucho ha llovido desde que aquel equipo, capitaneado en el banquillo por Ettore Messina, y que contaba con jugadores de la talla de Manu Ginobili, Antoine Rigaudeau o Marko Jaric, consiguiese ganarlo todo en Italia y conseguir dos finales seguidas de la Euroliga, quedando campeón en una ocasión. Tras esto, el equipo italiano vivió un viaje por el desierto que los llevó incluso a la Serie B, llegando a plantearse a desaparición, debido a motivos económicos. 

Pero, a mediados de la temporada 2018-2019, se produce la llegada de Sasha Djordjevic al banquillo italiano, consiguiendo con apenas unos meses en el cargo, el título de campeón de la Basketball Champions League, devolviendo al conjunto italiano a una posición de fuerza en Europa. 

Y fue tras ese título, en ese verano, cuando la Virtus dio de nuevo un paso adelante en cuanto a la planificación de la plantilla. Milos Teodosic, uno de los agentes libres más codiciados de esa ventana de fichajes llegaba a la Virtus Bolonia con un contrato multianual que afianzaba el proyecto a largo plazo del conjunto de Bolonia. Además, llegaban jugadores de primer nivel como Markovic, Weems o Gamble. 

Aquí fue cuando de verdad, el equipo italiano comenzó a competir con los grandes equipos de la Eurocup y de la Lega. Una primera temporada buena, que se vio truncada por la pandemia del COVID-19, dejaba una muy buena impresión para las temporadas venideras, ya que el equipo era líder tanto en la liga doméstica como en la competición europea.  Así pues, en la reanudación de la competición en la posterior temporada, y tras apuntalar aún más la plantilla con nuevos fichajes, se presentaba el segundo proyecto de Djordjevic con los objetivos puestos en la clasificación para la Euroliga, para así seguir con el ascenso del proyecto. Pero, con la Eurocup perdida en semifinales contra Unics Kazán, al equipo de Bolonia solo le quedaba ya la Lega como único objetivo. 

Y así, llegamos a los Playoffs de la Lega, donde la Virtus se plantó en la final tras no perder ningún partido, ganando por 3-0 sus duelos contra Treviso y Brindisi. Ya en la final, contra Olimpia Milano (tercer mejor equipo de Europa), mostró su mejor versión. El equipo de Djordjevic barrió en la final por 4-0 a Olimpia Milano, no dándole ninguna opción, y proclamándose campeón de la Lega por decimosexta vez, tras pasar 20 años de su último título, con Milos Teodosic como MVP. 

Ahora, el rumbo del proyecto dependerá, en buena medida, de las invitaciones que dispense la Euroliga para la próxima temporada, ya que, si volviesen a la máxima competición continental, su período de fichajes será mucho más agresivo que si finalmente se quedasen fuera. Aún así, ya se puede afirmar que un gran denostado, ha vuelto, para bien del baloncesto italiano que ha vivido unas décadas complicadas en el panorama europeo. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s