El Real Madrid carbura y Doncic se exhibe

Victoria de los de Laso por 66-87 ante un rival que llegaba crecido tras su gran partido en el Palau. Doncic, volvió a dar un recital. Batió su récord anotador en Kaunas (28 puntos) y lideró a los blancos en su novena victoria consecutiva.

El Real Madrid no reduce su velocidad de crucero en un inicio de temporada donde aún no conoce la derrota. En el Zalgiris Arena cerró triunfante la primera doble jornada de la Euroliga y sumó su cuarta victoria en la competición continental. Un partido, el de Kaunas, que controló desde el inicio y en el que nunca sucumbió a los intentos locales de remontada. Se fajó Ayón, dirigió bien Campazzo pero se exhibió, otro día más, un Doncic que batió su récord anotador (28 puntos) y firmó 35 de valoración. El primer tiempo muerto de Sarunas Jasikevicius le sentó bien al Zalgiris, que se recompuso con los puntos de Jankunas y Kavaliuskas para recortar distancias, aprovechando unos minutos de indecisión del cuadro blanco, que acabó llevándose el primer cuarto.

En el segundo acto, el Real Madrid siguió dominando el tanteo, aunque el Zalgiris, con Ulanovas y Pangos muy acertados, logró una mínima ventaja (26-25) a falta de cinco minutos para el descanso. Esa circunstancia no cambió el guion del Real Madrid, en el que apareció en el momento justo el base argentino Facundo Campazzo para anotar dos triples seguidos que dejaron helados al Zalgiris. A su fiesta se unieron Rudy Fernández y Jeffery Taylor, que se hicieron los dueños del juego exterior y permitieron a su equipo irse al descanso con una cómoda ventaja (31-40).

Tas el descanso, continuó la pelea en la pintura entre Ayón y Kavaliauskas. Maciulis también aportaba desde el perímetro y en esto que apareció Doncic para sentenciar el encuentro. Tiro libre, canasta de media distancia, triple y penetración para firmar nueve puntos seguidos y romper el partido. No se quedó ahí y se fue a los 14 puntos en el cuarto aunque el Zalgiris minimizó los daños (50-63, min. 30).

La superioridad que demostró el Real Madrid en ataque dejó tocado al Zalgiris, que no se supo sobreponer y llegó a tener en dos ocasiones desventajas de hasta diecinueve puntos, siendo irreconocible respecto al buen nivel que dio hace unos días contra el Barcelona. En los últimos diez minutos el Real Madrid siguió a lo suyo y Jeffery Taylor anotó dos triples seguidos que acabaron por hundir al Zalgiris. Sin mucha más historia por lo abultado del resultado, el Real Madrid se gustó sobre la cancha mientras que su rival ya había entregado la cuchara.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s