TODO LLEGA PARA QUIEN SABE ESPERAR

A lo largo de nuestras vidas y en diferentes ámbitos de ésta, nos vemos envueltos en situaciones que fruto de las circunstancias y el tiempo, nos hacen replantearnos cuestiones referidas al “¿sigo intentándolo?”, “¿abandono y me quito de quebraderos de cabeza?”, “¿revertiré la situación?”, etc. Hoy vengo a hablaros del hecho de insistir, pudiendo el mismo aplicarlo a los estudios, el trabajo e incluso la búsqueda del amor; pero vamos a centrar el tema en lo que nos concierne, el BALONCESTO.

Muchos de los que estáis leyendo esto y que en algún momento de vuestras vidas habéis sido partícipes de un equipo, os habréis visto envueltos en una situación la cual ni imaginabais. Hablo de situaciones tales como los cambios de roles, suplencia, falta de ganas… No siempre las cosas salen como uno quiere, puede darse la situación de estar cuajando una buena temporada y que por x circunstancias, te veas envuelto en una espiral de suplencias, bien sea porque no estés pasando por un buen momento anímico y ello se vea reflejado en tu juego; que las lesiones del pasado provoquen inseguridad en ti o que simplemente, tu técnico lo decida así.

Recuerdo dos experiencias personales, dos momentos en los que realmente me pregunté a mi mismo si realmente merecía la pena seguir; porque hacedme caso cuando os digo que es un verdadero problema el que algo como el baloncesto, algo que me haga tan feliz como este deporte, se convierta en tristeza, lágrimas y decepción. Es ahí cuando sacas la balanza y valoras; a día de hoy sigo jugando en un club (concretamente en Castra Servilia, Cáceres), y de verdad, NUNCA os rindáis si algo verdaderamente os aporta felicidad, por muchos malos momentos que pudieran venir. Cierto es que como he mencionado antes, pasarás por distintas fases anímicas que pueden llevarte al extremo de incluso dejarlo, pero querido amigo/a, lucha por aquello que de verdad te llena, inténtalo, falla y vuélvelo a intentar, porque créeme que merece la pena.

2Podría poneros decenas de ejemplos de jugadores que atravesaron una mala racha, pero que tras un tiempo, supieron reponerse y volvieron a brillar. Por resaltar algún caso, el del joven alero Rodion Kurucs, que tras un “paso desértico” por el FC Barcelona, consiguió poco más tarde hacerse un hueco en Brooklyn Nets y llegando incluso a disputar Playoffs en esta última campaña. Por mencionar a otro jugador, que mejor que resaltar el caso de Derrick Rose, 1un jugador que pasó de ganar un MVP a ver truncada su carrera por las lesiones, pero que como el espectador habrá podido saber, jamás ha dejado de intentarlo, hasta el punto de cuajar una buena temporada esta última con Timberwolves e incluso anotando 50 puntos en un partido.

Por lo que, volviendo a lo mismo insisto, nunca hemos de abandonar aquello que realmente nos aporta felicidad; no podemos permitir que algo positivo para nosotros pase a convertirse en un problema, siempre existirá la posibilidad de alcanzar el objetivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s