Los Toronto Raptors, liderados por Kawhi Leonard, ganaron 4 partidos seguidos a los Bucks para disputar las primeras Finales de su historia

Por primera vez en la historia de la NBA, los Toronto Raptors son los campeones de la conferencia Este y se estrenarán jugando sus primeras Finales, ante los defensores del título, los Golden State Warriors.Eliminaron a los Milwaukee Bucks de Nikola Mirotic quienes iniciaron la serie con un contundente 2-0 en casa, pero no tuvieron opciones en Toronto y, en el quinto partido, desaprovecharon una buena ventaja de puntos en casa para que Kawhi Leonard acabase siendo el jugador de moda en estos Playoffs. El estelar griego Giannis Antetokounmpo desapareció en cierta medida y no pudo evitar el declive de su equipo durante cuatro partidos seguidos.

Marc Gasol y Serge Ibaka devolverán a un español en la final por segundo año seguido, después de que José Manuel Calderón jugase la temporada pasada para los Cleveland Cavaliers. Además, Marc se convierte en el cuarto español que luchará por el anillo, tal y como lo hizo su hermano Pau en 2008, 2009 y 2010, quien por cierto milita en la plantilla de los de Wisconsin aunque no ha podido jugar la postemporada por tener que operarse de un pie.

El primer partido empezó muy de cara para Toronto, llegando a superar ventajas de diez puntos (72-62 tras 36 minutos), pero un gran último cuarto de los Bucks (17-32), donde completaron un parcial de 10-0 en los últimos tres minutos y medio, terminaron de decantar la balanza a su favor (100-108). Brook López (29+11+4 tapones) terminó un partido redondo para él en estos últimos 12 minutos, alcanzando su máxima puntuación en Playoffs, aunque destacó más en defensa bajo su aro.

Cuatro triples en ese 4º cuarto de López sentenciaron a los canadienses a pesar de tener un mal día los Bucks desde la línea de tres (25%, 11/44), añadiendo 24+14+6 de Antetokounmpo que tuvo en Pascal Siakam (15+6) su mayor pesadilla, o 15 importantes puntos de Malcolm Brogdon desde el banquillo. Pocos jugadores de Nick Nurse destacaron en un encuentro donde se vinieron abajo. Kawhi Leonard (31+9) y Kyle Lowry (30+8) fueron los más brillantes.

La segunda noche fue dominada también por los Bucks, y esta vez de  principio a fin. Endosaron a los Raptors un parcial inicial de 15-33 del que los canadienses no supieron recuperarse en ningún momento. Fue una victoria fácil de los hombres de Mike Budenholzer que volvió a liderar Antetokounmpo en ataque (30+17), y con unos secundarios muy anotadores: Ilyasova (17), Brogdon (14), George Hill (15) o Nikola Mirotic (15+6).

El partido no dejó nada más que contar (103-125), pues tanto Siakam (8) como Marc Gasol (2+5) fueron frenados por completo en la pintura, y solo Leonard (31) alargó los puntos de Toronto, quienes llegaron a perder incluso de 28 tantos (39-67).

Difícil papel el que se le planteaba a Nurse y los suyos cuando la serie viajó a casa, pero cumplieron. Aunque lo tuvieron muy complicado en el primer duelo en el Scotiabank Arena, llegando a jugar dos prórrogas y con numerosos problemas de faltas. Kyle Lowry y Norman Powell se despidieron del partido antes de tiempo, mientras que Marc Gasol (16+12+7+1 robo y 5 tapones) supo aguantar desde el 4º cuarto con 5 faltas, defendiendo con garra y al límite y siendo el principal culpable del primer punto para Toronto. Además, la estrella griega de los Bucks también tuvo que irse al banquillo al llegar a las 6 penalizaciones en la segunda prórroga, quien incluso fue secado por el jugador español y tan solo pudo aportar 12 puntos, habiendo perdido hasta 8 balones. Destacar también la labor de Pascal Siakam en la pintura (26+11), aunque pudo impedir la prórroga de haber atinado los tiros libres que falló en los últimos segundos.

El héroe de los Raptors fue Leonard que a pesar de sufrir molestias físicas desde el primer cuarto, acabó en pie completando hasta 36 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y 1 tapón durante 52 minutos en cancha. De hecho en los tres últimos minutos de juego sumó 8 tantos vitales para el triunfo de los suyos, además de robar la posesión y anotar al contraataque en los momentos más cruciales, cuando los Bucks buscaban empatar a 112.

Aún así, los Raptors lideraban el encuentro hasta el final, con diferencias de +10 todo el rato, pero el banquillo de los Bucks remó en el barco y lograron, al menos, alargar el encuentro por diez minutos más. George Hill (24+7) y Malcolm Brogdon (20) sobresalieron desde el banco, y Mirotic (10+5) y Brook López (16+6) también supieron aguantar el tirón, aunque de nada sirvió (112-118).

Toronto consagró el factor cancha en el Game 4 que disputaron en casa y empataron la eliminatoria a dos puntos. Si en el anterior partido no supieron sostener y extender la ventaja de puntos que conseguían a base de defensa, en este caso sí lograron mantenerla y alargarla en el último cuarto.

De nuevo Antetokounmpo (25+10+5) no pudo hacer mucho ante el férreo trabajo defensivo de unos extraordinarios Siakam y Gasol (17+5+7), añadiendo las ayudas de Leonard (19+7) para evitar el juego en transición del griego. También brilló todo el banquillo canadiense, que acabó sumando hasta 48 puntos y donde resaltaron Serge Ibaka con un doble-doble (17+13) y Norman Powell (18+5), muy acertado en el triple. También estuvo presente la buena dirección de Lowry (25+6 asistencias).

Con Antetokounmpo casi anulado, Middleton (30+6+6) tiró del carro de Milwaukee, pero un carro demasiado pesado para un solo jugador ya que el resto del equipo no ayudó como debería. Al descanso los Raptors vencían por 55-65, y el marcador se fue distanciando conforme avanzaba la segunda parte (102-120).

En el quinto duelo se empezó a narrar historia para los Toronto Raptors: Kyle Lowry (17+7+6) superó a DeMar DeRozan convirtiéndose en el máximo anotador de la franquicia canadiense en Playoffs, mientras que Leonard (35+7+9) es el 6º jugador de la historia de la postemporada con al menos 7 partidos de 35 puntos o más, uniéndose a Elgin Baylor (1961), Bernard King (1984), Michael Jordan (1989, 1990, 1992), Hakeem Olajuwon (1995) y LeBron James (2009, 2017, 2018). El secundario Fred VanVleet (21) también fue un arma muy importante para el tercer punto de Toronto en la eliminatoria, con un demoledor 7/9 en triples y un +28 estando él en pista.

Los Bucks no habían perdido tres partidos seguidos en esta temporada hasta este Game 5 (105-99). Además arrancaron el encuentro con un parcial favorable de 18-4, pero Toronto se recuperó con un 18-2. En el tercer cuarto una nueva racha positiva para los de Budenholzer de 14-2 daba de nuevo aire a Milwaukee, pero los canadienses respondieron con un 9-0 y en el último cuarto, con un nuevo parcial de 10 tantos seguidos, dieron la vuelta a la tortilla y se pusieron +8 los visitantes.

A 1:48 del final, un muy limitado Antetokounmpo (24+6+6) por Gasol, Siakam e Ibaka logró conectar un mate, pero Leonard apareció cogiendo su propio rebote tras lanzar un triple fallido y recibiendo una falta que extendió la ventaja a tres puntos, terminado el cuarto periodo aportando 15 tantos. Siakam encestó a 16 segundos del final para sentenciar con un 97-102, y lo más importante, fuera de casa, en el Fiserv Forum. Bledsoe (20) y Brogdon (18+11+6) destacaron en los minutos buenos de los Bucks, pero no consiguieron nunca ventajas para cerrar el encuentro antes de tiempo.

Por último los Raptors en el sexto duelo aprovecharon su primera oportunidad de clasificar a las que serán sus primeras Finales de la NBA, con remontada incluida (94-100). Toronto ganaba 4 partidos seguidos para zafarse de unos inseguros Bucks que se despidieron la temporada tras ser el mejor equipo de regular season.

El guión se repitió en este Game 6 donde Milwaukee dominó en gran parte del encuentro pero no supo rematar la faena en el último cuarto y se dejaron remontar hasta 15 puntos (76-61 a dos minutos de terminar el tercer cuarto) con un tremendo parcial de 23-3 que adelantaba a Toronto (79-87). Leonard (27+17+7) volvió a ser crucial y anotó en esa remontada 8 puntos vitales, donde también destacó Ibaka (9), quien jugará su segunda final tras la disputada en 2012 con los Thunder.

Nuevamente Antetokounmpo (21+11) no pudo resaltar como habitualmente lo ha hecho todo el año y tampoco supo evitar la cuarta derrota de su equipo, en el que solo despuntó el 18+9 de Brook López. Marc Gasol y Siakam (18) fueron otra vez dos torres infranqueables en la pintura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s