El mejor Stephen Curry fue insuficiente para ganar a Toronto en el Oracle Arena

Primer partido en el Oracle Arena en estas Finales de NBA 2019, pero los Golden State Warriors andan con numerosas lesiones y, pese al mejor Stephen Curry de siempre en unos Playoffs, los Toronto Raptors se vuelven a adelantar en la serie y recuperan el factor campo. Sin Klay Thompson por la leve torcedura en el tendón de la corva que sufrió en el segundo partido, con Kevon Looney como baja indefinida por una fractura del cartílago en el lado derecho de la caja torácica, y aún sin contar con su estrella Kevin Durant por la distensión en su gemelo, los Raptors supieron aprovecharlo y no perdieron la oportunidad, venciendo con claridad por 123-109. 

 

Fue una actuación coral y de trabajo de equipo de los canadienses lo que contrarrestó los hasta 47 puntos de Curry, con 8 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y un 45’2% en tiros de campo y 6/14 desde tres. Y es que el base se quedó completamente solo en su equipo (39’6% de acierto y 33’3% en el triple), nadie superó los 10 tantos exceptuando a Andre Iguodala (11+6+3) y a Draymond Green (17+7+4), y muy lejos del amplio abanico de jugadores que aportaron muchos puntos importantes para Toronto.
Los de Nick Nurse finalizaron con un eficaz 45% en triples (17/38) y por encima del 50% en lanzamientos (43/82). Todos los titulares acabaron con más de 15 puntos: Kawhi Leonard (30+7+6), Pascal Siakam (18+9+6), Kyle Lowry (23+4+9), Marc Gasol (17+7+4) y Danny Green (18+5, 6/10 en triples). Además, Fred VanVleet (11+3+2+3 robos) también destacó, así como Serge Ibaka lo hizo en defensa (6+5+6 tapones). Todos hicieron el partido perfecto en la ocasión perfecta para asestar un interesante golpe a los campeones en su casa.
1º CUARTO
Tras los primeros minutos de intercambios, Toronto ya empezó a mostrarse más efectivo, mientras Curry dirigía a los suyos con 12 puntos iniciales (21-14). Un triple de Danny Green comenzaría a abrir una brecha (26-16) que se alargaría durante varios minutos de este primer cuarto, en el que dio para hablar Marc Gasol con 8 puntos, pues en el anterior duelo solo hizo 6 en toda la noche. Dos tiros de tres, uno de Curry y otro después de Danny Green, concluyeron el primer tiempo favorable a los visitantes (36-29).
2º CUARTO
Los altos porcentajes de anotación se mantuvieron y el ritmo anotador establecido no eran los Warriors capaz de sobrellevarlo, y los del norte se ponían 52-38 a siete minutos del paso por vestuarios. Esos dígitos permanecieron en el marcador durante dos minutos más, con los de Steve Kerr demasiados fallones: Toronto poseía un 50% en tiros y pleno en tiros libres, mientras que Golden State acumulaba un pobre 5/13 y 4/18 en triples, con tres pérdidas de balón más que su contrario.
Como contrapartida, los Raptors estuvieron casi cinco minutos sin anotar y la franquicia de Oakland se acercaba lentamente en el marcador, hasta que Lowry enchufó de tres y, acto seguido, cinco puntos más de su equipo pondrían el 60-52 al descanso. Por parte de los Warriors lo único a resaltar eran los 25 tantos de Curry, casi la mitad de su equipo, atinando el 54% de sus lanzamientos de dos y la mitad de sus ocho intentos de tes, la excepción al mal día de los locales de cara a canasta
3º CUARTO
El tercer cuarto se lanzó con 7 puntos seguidos de los de la bahía, pero roto a lo poco por un triple de Leonard, que fue secundado por otros tres puntos de Iguodala y después de Lowry (69-62). Solo Curry era capaz de aportar y de crear puntos fáciles para sus compañeros, en tanto que los Raptors no detuvieron su marcha y Danny Green enchufó tres triples en los últimos tres minutos de este tercer tiempo (96-83).
4º CUARTO
Las esperanzas de los Warriors seguían vivas por culpa de su base que alcanzaría su máxima anotación en un partido de Playoffs al inicio del último cuarto. Lowry encadenó 5 puntos, y poco después, Danny Green seguía efectivo de tres sumando dos tiros lejanos más, y trataron de dar paso a los minutos basura antes de tiempo (107-91). Aún así, Jerebko apareció con un triple y a posteriori Golden State atacó tres veces consecutivas recibiendo faltas, pero ni en los tiros libres tenían su día y sumaron solo tres puntos en seis lanzamientos.
Esto hacía extender mínimamente el partido a menos de cuatro minutos (113-101). Sin embargo, un triplazo imposible de VanVleet con Draymond Green punteando el tiro pondría una diferencia de +13 a minuto y medio y, en el siguiente ataque de los Raptors, Marc Gasol enchufó también de tres para dejar una diferencia contundente con solo ya 60 segundos de juego y afianzando la victoria de los canadienses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s