Los Warriors sobreviven en Toronto a pesar de la “no vuelta” de Kevin Durant

Todos los focos de atención giraron alrededor del jugador Kevin Durant, de quien se confirmaría su titularidad pocas horas antes de este quinto encuentro de las Finales NBA 2019. Con unos Golden State Warriors desbocados y a la orilla de la muerte, y unos Toronto Raptors totalmente entregados hacia el que puede ser su primer anillo de la historia, marchando con un 3-1 en la serie y jugando en casa, todo eso acabaría desmoronándose.
Durant recayó de su lesión a lo poco de iniciar el segundo cuarto, lo que más tarde se confirmaría con la dura noticia de que fue el talón de Aquiles lo que le hizo irse del partido y posiblemente por todo un año de baja. Los Raptors apuntaban a remontar un partido en el que siempre fueron por debajo, pero los Warriors se reivindicaron en los últimos minutos para alargar estas finales apasionantes (106-105), al menos por un encuentro más. Esta vez sí, ambos equipos viajarán a Oakland para disputar el que será el último juego en el pabellón del Oracle Arena, antes de que la franquicia se mude al nuevo Chase Center en San Francisco.
Fueron los Splash Brothers los principales artífices de la victoria de su equipo: Klay Thompson (26+6+4) y Stephen Curry (31+8+7). Además, Draymond Green (10+10+8) también aportó a la causa y DeMarcus Cousins (14+6) jugó mejor que nunca en estas Finales. Aunque la principal arma para acabar sobreponiéndose a los canadienses fue la clásica de los Warriors, el triple. Enchufaron 20 tiros de tres terminando con un demoledor 47%, mientras que los Raptors apenas finalizaron con un 25% de acierto (8/32). Tampoco brillaron en tiros de campo (38/85), y eso causó que los 26 puntos de Kawhi Leonard (26+12+6 tras un 9/24) o los más de 15 de Marc Gasol (17+8), Kyle Lowry (18+4+6) y Serge Ibaka (15+6), resultaran insuficientes para ocultar el mal día en lanzamientos exteriores de los canadienses.

 

1º CUARTO

Los de la Bahía comenzaron imponiendo su presencia con Durant en pista, iniciando con un 8-2. El jugador de dorsal número 35 encontraba réplicas a todas las acciones de los Raptors, y los Warriors arrancaron como una moto con 5/5 en triples, sí, esos tiros que le habían girado la cara en los anteriores partidos pero que ahora estaban a su favor. Toronto por el contrario necesitaba más entrar al aro en sus ataques y con ello mantuvieron el pulso, 19-21 a 5 minutos.

Marc Gasol estaba siendo muy participativo y acabó con 10 puntos este cuarto, pero la triple amenaza conformada por Curry-Durant-Thompson se combinó para sumar el máximo de puntos en un partido de Playoffs de la historia en un único cuarto, 31 puntos, y así los Warriors llevaban la iniciativa tras los primeros 12 minutos (34-28).
2º CUARTO

La noticia, quizás más importante del año, llegaba a los dos minutos de empezarse el segundo periodo, cuando Durant soltó el balón con señas de dolor, yéndose al suelo y teniendo que retirarse acompañado de Iguodala y Curry. Mientras que la temporada se le había acabado definitivamente para él, sus compañeros se entonaron y sumaron 7 puntos consecutivos (46-37), a lo que se le unió un 3+1 provocado por la tercera falta de Fred Vanvleet en solo 10 minutos sobre la cancha, y Curry transformó el tiro libre poniendo una ventaja peligrosa de 52-39.

Después de unos minutos violentos y desconcertantes, con faltas y una técnica de por medio de Draymond Green, los Raptors se acercaron cerrando con un 12-3 en los últimos dos minutos (62-56). Curry ya sumaba 23 puntos y hacía olvidar en cierta manera que la alegría de la vuelta Durant no había durado ni un cuarto de hora en pista.
3º CUARTO
Aunque los tiros de tres no entraban a Toronto (5/24), Warriors andaba atinando la mitad de sus intentos (15/31), y arrancaron la segunda parte con un parcial de 10-0, alcanzando un +14 mediado este tercer cuarto (77-63). Sin embargo, los de Nick Nurse supieron dar contestación con también 10 puntos de seguido, donde se incluyeron dos triples de VanVleet, 77-73. Los Raptors vivían del rebote ofensivo, de segundas oportunidades, pues acabaron cogiendo más del doble que su rival (13-6), con lo que podían mantenerse al acecho con este factor tras 36 minutos de juego (84-78).
4º CUARTO
Llegó el último cuarto de locura. Toronto continuó haciendo daño a la defensa de los visitantes penetrando a canasta, lanzando dentro de la pintura, y es que a lo poco de iniciar este último periodo llevaban 42 puntos en esas situaciones, por los 26 tan solo de Warriors. Estos redujeron una marcha su juego y la garra de los Raptors se dejaron ver: el sueño de ser campeones por primera vez inundaba el Scotiabank Arena y así lo demostraron sus jugadores. Con un parcial de 12-5 remontaron el vuelo y se pusieron por delante, iniciado por un triple de Lowry. Destacó el tapón que puso Leonard y el rebote que capturó después de un triple fallado por Danny Green (0/4) que convirtió en dos puntos, además del mate que realizaría posteriormente Norman Powell al contraataque, y con tres puntos más de Leonard se pusieron arriba 95-96.
El alero californiano estaba sobrehumano y siguió sumando él solo para los Raptors. Bandejas, triples, en suspensión… cualquier tiro le entraba a Leonard mientras que los Warriors parecían desesperados lanzando sin cabeza y errando todos sus lanzamientos. Kawhi sumó 12 tantos en solo 4 minutos y en el marcador figuraba un 97-103 a unos 180 segundos del final.

Pero al conjunto canadiense le tocará esperar más para alzarse con este ansiado título. Los vigentes campeones se mostraron eso, como grandes campeones, e hicieron borrón y cuenta nueva al partido encadenando 9 puntos de la mejor forma que saben, a base de triples. Uno de Thompson y otro de Curry igualaron la contienda y, tras recuperar nuevamente la posesión, movieron la bola de lo lindo como solo ellos son capaces de hacer, acabando el balón en manos del pistolero Klay Thompson para tirar sin objeción y poner el 106-103 ya dentro del último minuto.

Lowry añadió dos puntos a los dígitos de los Raptors y, para colmo, Cousins efectuó una falta en ataque al buscar un bloqueo, con lo que quedaban los últimos 15 segundos y la última posesión en manos de los Raptors. Sin embargo, estos se complicaron demasiado, acabaron buscando la esquina con Lowry lanzando de tres, pero muy presionado y punteado por Draymond Green, para que el balón acabase en el lateral del tablero y los de Steve Kerr permanezcan con vida, y mucha vida, en estas Finales poniendo el 3-2 en la eliminatoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s