Previa NBA 2019/2020 – Conferencia Oeste

Estamos ante una temporada 2019/2020 en la NBA que puede ser una de las más igualadas de los últimos años. Y todo por la pluralidad que existe en la Conferencia Oeste tras un verano de locos lleno de movimientos de grandes jugadores como Anthony Davis a Lakers, Russell Westbrook rumbo a Houston, Kawhi Leonard y Paul George a unos temibles Clippers o Mike Conley en Utah.
Sin duda se presenta una liga repleta de duplas de jugadores estrellas en distintas franquicias que, tras una temporada donde el Este tuvo las de ganar, de nuevo el Oeste se vuelve más salvaje que nunca. Ah, y no olvidéis al jugador de moda Zion Williamson que debutará en New Orleans… Espeluznante conferencia que analizamos a continuación equipo por equipo:
CONFERENCIA OESTE

DIVISIÓN NOROESTE

DENVER NUGGETS
Los Denver Nuggets se coronaron el año pasado llegando a las Semifinales de Conferencia tras dos temporadas luchando por entrar entre los 8 mejores del Oeste. Finalmente lo consiguieron, incluso terminando segundos de su conferencia, de la mano de un Nikola Jokic en nivel élite y del base canadiense Jamal Murray, quien ha extendido su contrato para los próximos 5 años a cambio de 170 millones de dólares. Confianza máxima en ambos.
La franquicia de Colorado cuenta con un equipo joven, efectivo y con profundidad, en el que, además, su principal virtud es la defensa, algo que cada vez cuesta más ver en esta NBA. Por ello apenas se han movido en verano y mantienen las piezas que conforman Gary Harris, Jerami Grant traído de los Thunder, Paul Millsap, Will Barton, Malik Beasley, Mason Plumlee o Juancho Hernángomez, junto a la dupla estelar anteriormente mencionada.
Para hablar aparte está Michael Porter Jr., jugador drafteado el año pasado por los Nuggets y que apuntaba a estar entre las primeras elecciones, pero sus problemas de espalda no daban tranquilidad a los equipos. Así, Denver se encontró en el pick nº 14 con un regalito que este año será rookie una vez operado, y si la jugada le sale bien, estamos hablando de que podrán tener en sus filas a una estrella emergente. Por su parte, este año en el Draft se hicieron de Bol Bol a quien le han firmado un two-way contract para la temporada.

 


PORTLAND TRAIL BLAZERS
Terry Stotts sigue contando con el mismo bloque que ha devuelto a los Portland Trail Blazers a una Final de Conferencia 19 temporadas después. A pesar de que en los dos años anteriores cayeron de forma decepcionante a las primeras de cambio en Playoffs, esta vez forjaron un gran camino en la postemporada donde solo los Warriors pudieron quitarles del medio hacia las Finales NBA.
El dúo Damian Lillard y C.J. McCollum ha renovado hasta 2025 y 2024 respectivamente, pero el bosnio Jusuf Nurkic es baja de larga duración por la fea lesión que tuvo. Sin embargo, los esfuerzos de los Blazers durante la offseason ha sido reforzar esa posición tras la marcha también de Meyers Leonard, y lo han conseguido asumiendo el alto contrato de Hassan Whiteside, pero que a su mejor nivel es un gran relevo para Nurkic. Además, para dar profundidad al puesto de center donde solo se mantiene Zach Collins, se hicieron con Pau Gasol, sin duda una garantía desde el banco. Anthony Tolliver también intentará hacerse un hueco.
Otro fichaje fue el de Mario Hezonja, por ver si se asienta de una vez en la liga, y el veterano Kent Bazemore. Junto a Rodney Hood y ante la marcha de Evan Turner, Enes Kanter y Seth Curry, estos formarán la rotación baja. Sin embargo, uno de los hombres principales de estos Blazers que cada año tratan de dejar de ser los tapados, también salió de Portland, el multitareas Al-Farouq Aminu. Relevante incluso la marcha de Maurice Harkless.
Pese a ello, no ha habido más bajas importantes en la franquicia de Oregon. Como último refuerzo destacar a un rookie que puede ser robo del draft, Nassir Little.

 


UTAH JAZZ
Cambio de caras para intentar dar ese paso hacia delante que necesitan en los Utah Jazz. Basados en una defensa de las más envidiables de la liga, comandada por el dos veces Jugador Defensivo del Año Rudy Gobert, añadieron dos efectivos vitales para avivar su anotación: Bojan Bogdanovic y Mike Conley. El croata firmó un gran contrato y deberá despuntar y desahogar el ataque de Salt Lake City, junto al joven y estrella de los Jazz Donovan Mitchell y, ahora, el nuevo compañero Conley. Aunque el base ya tiene 32 años, llega tras completar su mejor temporada (21’1 puntos y 6’4 asistencias con más del 50% en tiros de campo).
Sin embargo, tuvieron que salir buenos jugadores para hacer espacio a estos nuevos talentos de Quin Snyder. Echarán en falta el buen hacer de Jae Crowder por toda la cancha, el habitual Derrick Favors o la veteranía de Kyle Korver o Thabo Sefolosha, además de la baja de su anterior base líder, Ricky Rubio, quien finalizaba contrato. Sacrificios obligados para reunir a más calidad al equipo.
A los ya mencionados, junto a Joe Ingles, Dante Exum o Royce O’Neale, se unirán además, por contratos bastantes pequeños, Jeff Green, Ed Davis y Emmanuel Mudiay. Los novatos William Howard, Stanton Kidd, Nigel Williams-Goss, Miye Oni o Jarrell Brantley intentarán hacerse hueco en una plantilla que hace soñar a todo Salt Lake City con ser uno de los máximos contendientes en el Oeste.

 


OKLAHOMA CITY THUNDER
Borrón y cuenta nueva en los Oklahoma City Thunder tras la marcha de Russell Westbrook, la estrella del equipo desde 2008. Y tampoco estará el bueno de Paul George, por lo que la franquicia que dirige Billy Donovan se queda huérfana de talento destacable.
También se despidieron de Jerami Grant, Patrick Patterson, Markieff Morris y Raymond Felton. A cambio han obtenido muchas rondas de Draft, lo que hace ver claramente lo que puede proyectar los Thunder en los próximos años: formación de un nuevo equipo casi desde cero.
Y es casi porque, aunque no cuentan con ninguna figura resaltante, han recibido jugadores que, si demuestran uno de sus mejores estados de forma, Oklahoma podría seguir compitiendo el año que viene por la parte baja del Oeste. Desde Houston trajeron al veterano Chris Paul que todos sabemos qué puede llegar a hacer, incluso es el aparente nuevo líder de la franquicia.
Los Clippers tradearon para conseguir a George a Danilo Gallinari y a la gran promesa de Shai Gilgeous-Alexander. Vía Draft los Thunder se hicieron con Darius Bazley y además firmaron a Mike Muscala y a Justin Patton. Por su parte, el bloque secundario se mantiene, pero con un rendimiento dudoso a expensas de la figura de Westbrook: Nerlens Noel, Dennis Schröder, Andre Roberson, Hamidou Diallo y Steven Adams deberán asumir los galones de esta franquicia que ha acumulado tres eliminaciones consecutivas en Primera Ronda.

 


MINNESOTA TIMBERWOLVES
En 2018 regresaron a los ansiados Playoffs con Jimmy Butler en sus filas, pero nada más lejos de la realidad. En 2019 redujeron su número de victorias, no pasaron de la regular season y el futuro a corto plazo, a manos incondicionalmente de Karl-Anthony Towns y Andrew Wiggins, no deja demasiadas expectativas. Puede ser la última oportunidad de Wiggins de demostrar todo lo que vale a la franquicia, y este año junto a Towns cuentan con más experiencia y más responsabilidad en los Minnesota Timberwolves.
Ahora Ryan Saunders está al mando y acabó con un récord de 17-25 en lo que estuvo de la 2018/2019. Ante las ausencias del bueno de Dario Saric, del resurgir de Derrick Rose o los veteranos Taj Gibson, Jerryd Bayless o Anthony Tolliver, llegan a Minnesota nuevas piezas que adornarán aún más la ilusión de los Timberwolves.
El rookie proveniente de Texas Tech Jarrett Culver, los sólidos Noah Vonleh y Shabazz Napier, el prometedor Jordan Bell o Tyrone Wallace y Jake Layman para el fondo del armario, son las nuevas caras que vestirán la camiseta de Minnesota. Junto a Jeff Teague, Robert Covington, Gorgui Deng y Josh Okogie, este plantel tiene la complicada tarea de seguir dando esperanzas a los fans de los Timberwolves.

DIVISIÓN PACÍFICO

GOLDEN STATE WARRIORS
Adiós al Oracle Arena y a Oakland, adiós a Kevin Durant y adiós a veteranos que han dado la talla en la época dorada de los Golden State Warriors, como han sido Shaun Livingston y Andre Iguodala. Como contrapartida, los de Steve Kerr serán bienvenidos en la ciudad de San Francisco junto al mejor D’Angelo Russell de su corta carrera, pues promedió con los Nets, el nuevo destino de Durant, 21’1 puntos, 7 asistencias y 3’9 rebotes.
Con Russell y Stephen Curry regresando al papel principal de esta franquicia, y con Klay Thompson de vuelta a partir del All-Star, tratarán de que su quinta presencia consecutiva en las Finales NBA no sea el principio del fin de la dinastía de estos inconmensurables Warriors. Sin Durant, este equipo tendrá que reafirmarse con las armas que tenían en 2015 cuando ganaron su primer anillo de los tres que han logrado en el último lustro: los Splash Brothers y el versátil Draymond Green, extendido para las próximas cuatro temporadas.
La decepción de DeMarcus Cousins ya no estará por La Bahía, al igual que Quinn Cook, Andrew Bogut, Jonas Jerebko, Damian Jones y Jordan Bell. Sin embargo han confiado en Kevon Looney para la pintura (renovado por tres años), Alec Burks reforzará desde el banquillo junto a Willie Cauley-Stein, quien no lo hizo nada mal en Sacramento, y el trotamundos Glenn Robinson III, quien vestirá su quinta camiseta diferente en cinco temporadas en la NBA.
Reforzarán los rookies Alen Smailagic, Eric Paschall y Jordan Poole. Veremos cómo pasan este mal trago en San Francisco y si los Warriors siguen siendo contendientes a todo como nos tienen acostumbrados.

 


LOS ÁNGELES CLIPPERS
Reconstruir equipo sin perder la cabeza y manteniendo nivel de Playoffs es algo que bien ejemplifican Los Ángeles Clippers. Desde 2012, a excepción de hace dos temporadas, los angelinos llevan codeándose entre los mejores 8 equipos del Oeste, y pasando por varias plantillas diferentes, desde Chris Paul y Blake Griffin hasta Danilo Gallinari, Tobias Harris o Lou Williams rodeados de jugadores aparentemente desconocidos año tras año. Y todo para lograr el gran objetivo de llegar a contar con grandes estrellas, como consiguieron en la offseason en unos de los movimientos más espectaculares del año.
Kawhi Leonard, flamante campeón de la NBA y MVP de las Finales, aterriza en los Clippers junto a otro jugón de gran prestigio que perdió la fe en Oklahoma, Paul George. Una dupla con la que Doc Rivers contará para intentar, ya por fin, romper la barrera de las Semifinales de Conferencia en esta franquicia y entrar entre los cuatro mejores equipos del año.
A esos dos estratosféricos se unen jugadores que, sin tener a un hombre angular que pueda despuntar en los momentos más calientes de los partidos, han sido capaces de llegar con la cabeza bien alta a los Playoffs de 2019. El tres veces mejor sexto hombre de la liga Lou Williams, Montrezl Harrell o Patrick Beverley, han hecho que sus nombres cada vez cobren más importancia en la competición,  junto a buenos secundarios que se reafirmaron el año pasado como Ivica Zubac y JaMychal Green.
El amplio espacio salarial permitió además traer a Maurice Harkless, Patrick Patterson, y Rodney McGruder, quienes conformarán el relevo con además los rookies Mfiondo Kabegele y Terance Mann. Quizás solo echarán de menos a Shai Gilgeous-Alexander, uno de los descubrimientos más gratos de la temporada pasada.
Ahora sí que sí parece que los Clippers pueden dar ese paso hacia delante e ir a por todas, y olvidarse de estar siempre a la sombra de los Lakers en Los Ángeles. Y cuentan además con Leonard, alguien que ya tiene experiencia en llevar a una franquicia que no ha conseguido nada grande nunca hasta lo más alto de la NBA, el anillo.

SACRAMENTO KINGS
La campanada en el Oeste el año pasado la dieron los Sacramento Kings, quienes se quedaron en la orilla de los Playoffs con un equipo que nadie apostaba nada por ellos al inicio de la temporada. Ni los más visionarios habrían podido predecir que lucharan por la 8ª posición de la conferencia un quinteto encabezado por el por entonces base sophomore De’Aaron Fox, jugador veloz y con gran potencial; el bahameño Buddy Hield que en su tercera temporada saltó a una media de 20’7 puntos; y Marvin Bagley III liderando bajo el poste como rookie.
A ese trío se le añadió a mitad de la regular season Harrison Barnes, a quien han renovado por 4 años y 85 millones, una fortuna para un Barnes que, de momento muestra una fuerte regresión desde que salió de los Warriors.
Al mando de este equipo estará Luke Walton, un experto en hacer progresar a jugadores que acaban de aterrizar en la liga. Podremos ver si esta franquicia va consagrando toda la juventud que posee si nuevamente se meten en la lucha por los Playoffs en este salvaje Oeste.
Como relevo de Fox estará el canadiense Cory Joseph, que llega a los Kings tal y como han hecho Richaun Holmes, Tyler Lydon y Justin James (nº 40 del Draft). Desde los Hawks vino Dewayne Dedmon para intentar suplir a Willie Cauley-Stein en un puesto de cinco bastante vacío. También los serbios Bogdan Bogdanovic y Nemanja Bjelica continuarán en Sacramento. Como punto de veteranía trajeron al siempre regular Trevor Ariza, quien potenciará el plan defensivo de estos ilusionantes Kings.
LOS ÁNGELES LAKERS
Tirar la casa por la ventana. Eso fue lo que hicieron Los Ángeles Lakers para conseguir un acompañante de garantías a LeBron James como lo será uno de los mejores pívots de esta liga, Anthony Davis, y que no pudo completar nada grande en los Pelicans.
Y es que para ello los Lakers han tenido que tirar por la borda todo el núcleo joven que han ido acumulando durante la era “post-Kobe”: “La Ceja” llegó a cambio de Lonzo Ball, Brandon Ingram y Josh Hart. Es más, en julio la franquicia, ya anteriormente de Magic Johnson (ahora Rob Pelinka está al mando), solo se componía de 4 jugadores, pues también se deshicieron de Michael Beasley, Reggie Bullock, Mike Muscala o Tyson Chandler. De esta ardua reestructuración solo sobrevivió Kyle Kuzma.
Pero no pararon durante la agencia libre para tratar de estructurar un equipo con el que volver a la postemporada seis años después. Renovaron a Rajon Rondo, JaVale McGee, Alex Caruso y Kentavius Caldwell-Pope, y decidieron dejar de jugársela en los fichajes de verano. Los contrastados Quinn Cook, Jared Dudley y el campeón Danny Green, con el añadido de la incertidumbre de si dos grandes jugadores regresarán a su mejor versión, Avery Bradley y DeMarcus Cousins. Kostas Antetokounmpo se une a este plantel ahora dirigido por Frank Vogel, con Jason Kidd de asistente.

 


PHOENIX SUNS
Igor Kokoskov acumuló otra temporada decepcionante para los Phoenix Suns, con otro año más descendiendo el número de victorias con respecto al año anterior (19-63, uno de los tres peores registros de la historia). Este curso dirigirá Monty Williams, y han obtenido varios refuerzos importantes como para no volver a pelear por los 20 o 30 triunfos.
Con el número 1 del 2018 DeAndre Ayton demostrando que le espera un gran futuro en la NBA promediando doble-doble en 71 partidos disputados (16’3+10’3), y con un Devin Booker que cada año debe asumir más liderazgo en la franquicia, y parece hacerlo pues sus estadísticas mejoran campaña tras campaña (26’6+4’1+6’8 de media), los Suns tienen una base garantizada.
Sumaron al flamante MVP del MundoBasket 2019, Ricky Rubio. Sin duda un movimiento esperanzador para que este equipo tenga una buena dirección de juego y gane además en intensidad defensiva. El español llega en sus mejores años, y se ganó un contrato de tres años por 51 millones. En la noche del Draft recaló el australiano Aron Baynes para dar profundidad junto a más hombres grandes como Frank Kaminsky y Cheick Diallo.
Kelly Oubre Jr. fue renovado y está llamado a ser otro joven sobre el que esperar mucho en Arizona. Al igual que Rubio, aterrizó a este equipo Dario Saric, para dar experiencia y competitividad a la vez que no dejan de tener aún menos de 30 años.
El espacio salarial lo dejaron jugadores como Jimmer Fredette, T.J. Warren, Josh Jackson, Dragan Bender o Jamal Crawford, ya fuera de Phoenix. Por último, entraron los novatos Cameron Johnson, pick 11, y también dieron entrada a Ty Jerome, un tremendo francotirador que llega como campeón de la NCAA 2019 con Virginia.

DIVISIÓN SUROESTE


HOUSTON ROCKETS
James Harden llegó en 2012 a los Houston Rockets para iniciar un equipo que lleva yendo a por todas en las últimas 5 temporadas. “La Barba” sigue mejorándose así mismo alcanzando el año pasado la friolera media de 36’1 puntos por noche, pero la franquicia texana continúa sin saber cómo superar a su bestia negra, los Warriors, el equipo que lo ha eliminado en cuatro ocasiones desde 2015 en los Playoffs.
No cabe duda que parece ser el momento de los Rockets, ahora o nunca contando al MVP del 2018 en su plantilla. Y por ello protagonizaron uno de los trades más sonados del verano: adiós a Chris Paul y hola a, nada más ni nada menos que Russell Westbrook, quien ha batallado por ser el mejor de la liga con Harden en las últimas temporadas, y de hecho lo logró en 2017.
Base y escolta se vuelven a reunir 7 años después para intentar lograr algo que sus compañeros de quinteto de por entonces aquellos Thunder ya sí lo han conseguido, el anillo. Durant con Golden State y ahora Ibaka en Toronto. Sin embargo existe un gran dilema, y es cómo van a compenetrarse y repartirse el juego dos jugadores habituados a tener el balón y llevar la voz cantante todo el rato.
Por lo demás, el proyecto con Mike D’Antoni al mando sigue más o menos estable. Iman Shumpert y Kenneth Faried se fueron y llegaron para suplirlos Ben McLemore, Tyson Chandler o Anthony Bennett, por precios bastantes reducidos.
Continuarán vistiendo de rojo Austin Rivers, Gerald Green y Danuel House Jr. que renovaron contrato. También, y siendo más importantes, seguirán el espectacular defensor Clint Capela que cada año va a más (16’6+12’7+1’5 tapones) y los habituales Eric Gordon, Nené Hilario y P.J. Tucker en Houston.

 


SAN ANTONIO SPURS
Mientras poco a poco los San Antonio Spurs reestructuran su equipo de cara a pelear verdaderamente de nuevo por el título en el futuro, estos no tienen en mente para nada de dejar presenciar los Playoffs. Esto increíblemente llevan realizando los texanos desde 1997, recogiendo por el camino 5 anillos con el incondicional Gregg Popovich.
La franquicia sigue casi tal cual que el año pasado. DeMar DeRozan y LaMarcus Aldridge es el dúo estrella de este equipo que deberá mantener a los Spurs en alza para buscar repetir en la postseason en una Conferencia Oeste muy complicada. Rudy Gay se ganó una extensión de contrato y completará el quinteto inicial con Jakob Poeltl como pívot.
El jugador a seguir es el hombre de tercer año Derrick White que el pasado curso consiguió abrirse hueco en San Antonio promediando 9’9+3’6+5 por juego. Él, Dejounte Murray y Patty Mills acapararán la rotación de base, dejando a Marco Belinelli ser relevo para la posición de escolta y los recién llegados DeMarre Carroll y Trey Lyles para los puestos 3 y 4 de la plantilla.
Para que esta franquicia perdure contando con un plantel muy variado y con vistas a continuar creciendo como equipo, solo dejaron escapar a cuatro hombres, de menor importancia: Davis Bertans, Dante Cunningham, Quincy Pondexter y Donatas Motiejunas. Desde el Draft firmaron al croata Luka Samanic, Keldon Johnson y Quinndary Weatherspoon, puestos número 19, 29 y 49 respectivamente.

 


MEMPHIS GRIZZLIES
Año cero en Tennessee tras la marcha de los dos jugadores que han dado a la franquicia los mejores años de su historia, Mike Conley y Marc Gasol. Ahora los focos de los Memphis Grizzlies giran en torno a dos jóvenes talentos que tirarán del carro para construir poco a poco un nuevo equipo competitivo en el Oeste.
Estos son nada más ni nada menos que un sophomore que sorprendió en su estreno, Jaren Jackson Jr., con grandes cualidades defensivas e incluido en el mejor quinteto de rookies 2019, y un novato número 2 del Draft, Ja Morant. El base obtendrá la batuta de los Grizzlies y será uno de los jugadores de los que más ganas tendremos de ver, tras promediar 24’5+5’7+10 en su etapa univeristaria con Murray State.
Taylor Jenkins, antiguo asistente de Mike Budenholzer en los Hawks y Bucks, será el nuevo entrenador de este equipo que rebosa juventud. En el traspaso por Conley recibieron a Grayson Allen, jugador de 24 años con gran proyección aunque solo haya jugado de momento 48 partidos en la NBA, pero ya tuvo un juego de 40 puntos. También estarán atentos en la evolución del brasileño Bruno Caboclo, de Tyus Jones, de los ex-Suns D’Anthony Melton y Josh Jackson, y de Brandon Clarke, selección número 21 de este Draft.
Ya es pasado el contratazo que tenía Chandler Parsons, o jugadores que en principio sobraban en este equipo que parte desde cero, como Avery Bradley, C.J. Miles, Justin Holiday, Delon Wright, Joakim Noah o Tyler Zeller. Por su parte, dieron la bienvenida al contrastado Andre Iguodala por solo 2 millones, a los cumplidores Miles Plumlee, Solomon Hill y Jae Crowder, o al europeo Marko Guduric que se estrenará en la NBA. Sin olvidar que a cambio de Marc consiguieron al lituano Jonas Valanciunas, quien dio síntomas de notable mejoría a finales de la temporada en sus primeros encuentros con Memphis.

 


NEW ORLEANS PELICANS
Dos participaciones en los Playoffs de los últimos cinco años es prácticamente nada en la época de Anthony Davis. Año 1 en los New Orleans Pelicans tras dejar marchar a “La Ceja”, tener la suerte en la lotería del Draft de conseguir el pick 1, y seleccionar a Zion Williamson como su nuevo jugador número 1 del equipo.
No se había creado tantas expectativas y tanto hype sobre un nuevo jugador de la NBA en mucho tiempo. Y es que Zion cuenta con una agilidad impresionante para su tamaño, 1’98 metros de altura y 127 kg. Llamado a ser el nuevo dominador de la liga, aunque las lesiones ya le están causando estragos y el primer mes de competición se lo perderá.
Este proyecto en plena decadencia ha visto su resurrección con el Draft, donde además también seleccionaron al pívot Jaxson Hayes (nº 8) y a Nickeil Alexander-Walker (nº 17), y con el traspaso por Davis. Los Lakers enloquecieron y dieron a cambio a todo su arsenal juvenil que ahora no tendrá la presión de estar en tal franquicia y posiblemente terminen de explotar todo su talento. Ellos son Lonzo Ball, Brandon Ingram y Josh Hart.
El cambio de caras comenzó al despedirse además los Pelicans de Julius Randle, Stanley Johnson, Elfrid Payton, Cheick Diallo o Ian Clark. Jrue Holiday, E’Twaun Moore y Jahlil Okafor permanecen en el equipo para verlas venir, en una franquicia que ha despertado nuevas esperanzas con Alvin Gentry entrando en su quinta temporada como entrenador.
Es más, en el verano consiguieron piezas seguras que obtendrán un rol relevante en estos Pelicans. Derrick Favors y J.J. Redick. Currazo de David Griffin, quien se convirtió en el nuevo General Manager en el mes de abril.

 


DALLAS MAVERICKS
La reestructuración del proyecto de los Dallas Mavericks se inició la pasada temporada y se coronó con el fichaje en mitad del curso de Kristaps Porzingis. Se realizó con la selección de Luka Doncic en el puesto nº 3 y, fuera del miedo que causa elegir tan alto a jugadores europeos, acertaron de lleno en la elección del esloveno que se consagró como “Rookie of the Year” con la barbarie media de 21’2 puntos, 7’8 rebotes y 6 asistencias.
Definitivamente Dirk Nowitzki ya está retirado y la ilusión en Dallas recae en esta pareja que, si la progresión no falla, deben ser jugadores que se incluyan entre los más dominantes de la NBA. Aunque el pívot letón lleva año y medio sin jugar por lesión, y existe la incertidumbre de cómo regresará.
Pero Porzingis sin duda fue un fuera de serie nivel All-Star antes de lesionarse de la rodilla, y junto a Doncic, los Mavericks tienen que empezar a soñar. Y de hecho la pasada temporada ya lo hicieron al meterse en varias ocasiones entre los ocho mejores de la conferencia a lo largo del año. J.J. Barea, Maxi Kleber, Dwight Powell y Dorian Finney-Smith fueron renovados y Tim Hardaway Jr., el sophomore Jalen Bruson y Courtney Lee seguirán contando para Rick Carlisle.
Seth Curry está de vuelta en un estado de alza en su carrera, obtuvieron de Memphis a Delon Wright (12’2+5’4+5’3, cada vez más útil) y la pintura tendrá la caracterización de un Boban Marjanovic que trata de recuperar el formato clásico de pívot.
Mi predicción para la clasificación de la Conferencia Oeste en la temporada 2019/2020:
  1. Houston Rockets
  2. Los Angeles Lakers
  3. Los Angeles Clippers
  4. Golden State Warriors
  5. Utah Jazz
  6. Denver Nuggets
  7. Portland Trail Blazers
  8. San Antonio Spurs
  9. Dallas Mavericks
  10. Sacramento Kings
  11. New Orleans Pelicans
  12. Minnesota Timberwolves
  13. Phoenix Suns
  14. Oklahoma City Thunder
  15. Memphis Grizzlies

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s