Previa NBA Conferencia Este 2021/2022

 

Dos temporadas después de la gesta de los Toronto Raptors, la Conferencia Este vuelve a lucir de equipo campeón en la NBA. Esos fueron los Milwaukee Bucks, que consiguieron el gran objetivo en la liga desde que apostaron por un joven griego con ascendencias nigerianas y de nombre casi impronunciable, por Giannis Antetokounmpo.

 

Lo consiguieron en una temporada que se asemejó más a la normalidad tras el parón por el Covid-19, con diez partidos menos de regular season. En este nuevo curso 2021/2022 que nos adentramos ya regresaremos a los 82 juegos, y se termina de confirmar que el formato de Playoffs con Play-in se queda, dando la oportunidad de meterse a la lucha por el título también a los 9º y 10º clasificados de cada conferencia. La liga en sí comienza el 19 de octubre y la temporada regular culmina para el 13 de abril de 2022. Los Playoffs serían entre el 16 de abril y el 19 de junio como posible último partido de las Finales. Todo en el 75º aniversario de la NBA.

Tras este preámbulo, realizamos aquí la previa de todos los equipos de la NBA en la Conferencia Este, cómo se han reforzado a través del Draft 2021 y de traspasos y mencionando los posibles objetivos y armas con las que cuenta cada franquicia para soñar, o no, con el nuevo anillo.

 

 

 

 

 

 

PHILADELPHIA 76ERS (49-23, 1º)

No andan tranquilos por Philadelphia y es que uno de sus jugadores claves como Ben Simmons, ha estado solicitando el traspaso y se encuentra inconforme en el equipo. Por ahora parece que se tiene que quedar con los 76ers, con los que no pudo pasar de Semifinales del Este ante los Atlanta Hawks, y teniendo unas actuaciones muy pobres para lo que se espera de él. Así, mientras se reconecta al equipo, Joel Embiid sigue siendo el jugador franquicia, al que le extendieron por un máximo salarial después de realizar sus mejores promedios en regular season con 28’5 puntos, 10’6 rebotes y sus mejores porcentajes en tiro. Como nuevo relevista para la pintura contará con otro gigante como Andre Drummond, quien llegó a cambio de Dwight Howard.

El bloque de Doc Rivers se mantiene intacto con Seth Curry, Danny Green y Tobias Harris rodeando a las dos estrellas de Philadelphia. El banquillo cuenta con más juventud, pues además renovaron a Furkan Korkmaz y Georges Niang. Shake Milton y el sophomore Tyrese Maxey estarán apoyando el backcourt. Cabe destacar a Matisse Thybulle. El australiano de 24 años llega de ser medallista olímpico, de bronce, con su selección, siendo importante para el equipo con casi 8 puntos por encuentro.

 

 

BROOKLYN NETS (48-24, 2º)

Los Nets deben aprovechar la oportunidad de buscar el ansiado primer anillo para la franquicia antes de que se le pueda terminar de desmantelarse su actual equipazo. Un equipo lleno de superestrellas, de las cuales poco tenemos que destacar ya con los dos mejores anotadores de la liga como James Harden y Kevin Durant, quien regresó de su lesión sin ningún pudor, a su máximo nivel y además ha renovado por 4 años. Es una de las franquicias máximas favoritas en la temporada, a pesar de que, de momento, no cuentan con Kyrie Irving. El peculiar base continúa negándose a vacunarse contra el Covid-19 y las reglas y los Nets le impiden incorporarse.

Estrellas a parte, Steve Nash cuenta con más jugones. Consiguieron a un aparentemente remotivado Blake Griffin y al veterano LaMarcus Aldridge con el visto bueno de los médicos por sus problemas de corazón para garantizar el poste, junto a Nic Claxton y al fichaje de Paul Millsap. Para el juego exterior, con la ausencia de Irving cobrará muchos minutos el fichado Patty Mills, todo un seguro. El francotirador Joe Harris continuará de titular junto a los fueras de serie y por el banquillo se dejarán ver también Bruce BrownDeAndre’ Bembry, entre otros.

NEW YORK KNICKS (41-31, 4º)

Los Knicks por fin se desquitaron durante el 2021 de un largo camino por el desierto y sorprendieron a propios y extraños, clasificando a los Playoffs y además como el cuarto mejor equipo de la temporada. Parecen haber dado con la tecla en el banquillo con Tom Thibodeau (Coach of the Year), y además Julius Randle se confirmó como jugador All-Star, con 24 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias por noche. Incluso se llevó el premio al Jugador Más Mejorado.

El equipo neoyorkino planteó una gran defensa aunque para este año tendrán la baja de Reggie Bullock. Tampoco estará el base Elfrid Payton. Sin embargo, han conseguido fichar a dos jugadores muy importantes en la liga. Uno es Kemba Walker, en busca de redimirse de su fatídico paso por Boston y volver a ser la estrella anotadora que fue en los Hornets, ahora en su tierra natal. Entre él, Randle y el también mejorado R.J. Barrett, comandarán una ofensiva de envidia en estos Knicks. El otro es Evan Fournier, quien llega de ser subcampeón olímpico y jugador clave con Francia.

Para rodearles, la franquicia dio continuidad a la mayoría, como los nombres del revalorizado Derrick Rose y el sorprendente Immanuel Quickley, Alec Burks o el, por ahora decepcionante, Obi Toppin. Mientras se recupera Mitchell Robinson, el juego interior lo compartirá Randle con Nerlens Noel y el experimentado Taj Gibson. En busca de minutos estará Kevin Knox. Desde el Draft, seleccionaron a Quentin Grimes, Miles McBride y al pívot Jericho Sims.

BOSTON CELTICS (36-36, 7º)

Golpe de realidad se llevaron los Celtics la pasada temporada. Siguieron sin contar con un banquillo de garantías y la época de Brad Stevens llegó a su fin (nuevo presidente de operaciones en sustitución del mítico Danny Ainge). Ahora Ime Udoka se estrena y coge el testigo en Boston, que no ha parado de moverse para intentar mejorar el 2021 donde fueron eliminados casi por la vía rápida ante los Nets. Se deshicieron de Kemba Walker, quien no llegó a cuajar y las lesiones tampoco se lo permitieron en gran parte, y en su traspaso trajeron de vuelta a Al Horford.

Jayson Tatum sigue como jugador franquicia y Jaylen Brown, aunque no pudo acabar la temporada por lesión, dio un paso más en su desarrollo y se fue hasta los 24’7 puntos por partido. La tercera pieza del Big-Three, Marcus Smart, recibió una gran renovación de 77 millones de dólares. Y el espacio generado con la marcha de Kemba también les ha permitido apostar fuerte por Robert Williams III para la pintura, quien cobrará 54 millones de dólares. La compartirá con el fichado Enes Kanter, y en el fondo del armario también estará Grant Williams o Juancho Hernángomez, quien se ha convertido en el primer español en vestir la camiseta de los Celtics. 

El fichaje incógnita es el de Dennis Schröder, por tan solo 5’9 millones para esta temporada. Su último año ha sido un paso atrás con los Lakers en su carrera y buscará reivindicarse el alemán como un base posible titular. En principio apoyará como un quizás Sexto Hombre, acompañado de los Romeo Langford, Aaron Nesmith, Payton Pritchard o Josh Richardson.

TORONTO RAPTORS (27-45, 12º)

 

La temporada interrumpida por la pandemia tras ser los campeones sin duda fue algo extraordinario. Pero los Raptors en 2021 cayeron al fondo de la clasificación iniciando inevitablemente una reconstrucción, y más ahora que el más condicional de los últimos años, Kyle Lowry, por fin puso un rumbo diferente en su carrera. Las riendas ahora las tomará Fred VanVleet tras ser renovado por una buena pasta, y el fichado durante el pasado curso Gary Trent Jr., que también cuenta con renovación. La pieza angular, si por fin estalla su calidad, será el camerunés Pascal Siakam, si no quiere ser víctima de un traspaso más pronto que tarde. Tras su gran año en 2021, OG Anunoby también se perfila como estandarte de estos Raptors, viniendo de promediar casi 16 puntos por noche. Además, recalcar que Toronto vuelve a casa después de una temporada jugando sus partidos en Tampa por culpa de las restricciones Covid en Canadá.

En el traspaso de Lowry llegó el veterano Goran Dragic que compartirá el puesto de base con el sophomore Malachy Flynn, que se ganó muchos minutos en la última temporada. Yuta Watanabe y Svi Mykhailiuk para el fondo de armario. En la pintura se presenta una batalla pero de pocos quilates, entre el también recién llegado Precious Achiuwa, Khem Birch y Chris Boucher. Y el jugador destacado para perseguir con lupa será el novato Scottie Barnes, elegido en el cuarto pick. Con la universidad de Florida State promedió 10’3 puntos, 4 rebotes, 4’1 asistencias y 1’5 robos por encuentro.

 

 

MILWAUKEE BUCKS (46-26, 3º)

Ya está, objetivo conseguido 50 años después. Los Milwaukee Bucks, que decidieron reconstruir a partir del griego Giannis Antetokounmpo, tocaron la gloria en 2021 proclamándose como campeones de la NBA. Y para tratar de defender el anillo, los de Mike Budenholzer apenas han movido las piezas que le han llevado a lo más alto de la liga.

La dupla Antetokounmpo y Khris Middleton continúa como estandarte de los Bucks. Un jugador que también resultó clave fue Jrue Holiday, sobre todo en defensa, y seguirá como titular junto a Donte DiVincenzo y el veterano Brook Lopez bajo el aro. Las principales bajas fueron las de P.J. Tucker y Bryn Forbes. Pero por lo demás, Wisconsin puede seguir soñando ya que no hay más movimientos reseñables. Solo que se reforzaron con la vuelta de George Hill, el escolta Rodney Hood y un interesante Grayson Allen que llega desde Memphis. En su tercer curso en la liga estuvo con 10’6 puntos en unos 25 minutos por juego. En el banquillo también figurarán Pat Connaughton, Bobby Portis, el fichado Semi Ojeleye o Jordan Nwora, entre otros.

INDIANA PACERS (34-38, 9º)

Los Pacers cuentan con un equipo asentado y asumen la nueva temporada con nuevo entrenador en el banquillo, Rick Carlisle, que sabe lo que es ganar la NBA y también dirigió ya a Indiana a principios del siglo a los que llevó a la Final de Conferencia. El problema es si ese equipo tiene capacidad para dar un salto más y competir de forma interesante en Playoffs. Disponen de ya una estrella asentada como es Domantas Sabonis, del bueno de Malcolm Brogdon y de los prometedores Caris LeVert (20’7 puntos por noche) y T.J. Warren (si se lo permiten las lesiones), capaces de hacerte en ocasiones grandes noches a nivel de jugadores fuera de serie.

Han fichado a Torrey Craig para dar relevo en el backcourt y renovaron a todo un seguro como T.J. McConnell. Justin Holiday, Jeremy Lamb y Brad Wanamaker les acompañará en la banca, donde los Pacers no es que tengan mucho de lo que presumir. Añadieron en el Draft otra buena pieza defensiva como puede ser Chris Duarte. Con Sabonis dominando la pintura, veremos si Myles Turner sigue teniendo muchos minutos o su influencia se ve cada vez más reducida debido a las dudas que siembra de si ha tocado techo o puede dar más de sí a parte de buenos números (12’6+6’5+3’4 tapones).

CHICAGO BULLS (31-41, 11º)

Otro año más de ilusión llega a Chicago, y esta vez parece que es de verdad. Rompieron el mercado en el último trade deadline trayéndose de Orlando a Nikola Vucevic, pero le faltó tiempo de adaptación y no llegaron ni al Play-in. Con el aro asegurado con el montenegrino, los Bulls se pusieron a fichar múltiples armas en el backcourt, y de gran calibre. El joven Coby White deberá seguir mejorando ahora como jugador de rotación, lo que le puede venir mejor, ya que ficharon para cuatro años a Lonzo Ball. Además, obtuvieron a un clásico como DeMar DeRozan, quien sigue dando el callo en la liga como un jugador que puede asumir los galones de todo un equipo.

El problema que pueden tener los Bulls es ahora el tiempo de balón para cada uno, ya que además Zach LaVine, jugador franquicia hasta el momento, viene de ser All-Star por primera vez. Deberán repartirse las posesiones dos anotadores natos como DeRozan y LaVine, además de Lonzo Ball, un jugador especialista en crear y dirigir las jugadas. Si Billy Donovan consigue compaginar a estos tres jugadores, Chicago puede soñar más. Incluso trajeron a Alex Caruso para dar un plus de carisma al banquillo, donde también estará el rookie Ayo Dosunmu intentando rascar minutos entre tantos jugadores ya asentados y demostrar su calidad. En relevos bajo aros tendrán más problemas, pues con el sophomore Patrick Williams tratando de dar un paso más como forward titular, Vucevic y él tendrán solo a Derrick Jones Jr.Tony Bradley como suplentes. Decidieron desistir ya del finlandés Lauri Markkanen.

CLEVELAND CAVALIERS (22-50, 13º)

Cleveland sigue sin un rumbo claro tal y como se demostró en 2021. Jóvenes con talento y algún veterano pero sin mucho objetivo claro, lo que hace un conjunto que no sabe hacia dónde ir. Solo hay quizás calidad para pelear por ser el mejor equipo sin opciones de Playoffs. Y es que los jugadores más diferenciales hasta ahora son Collin Sexton, con más de 24 puntos por noche, y Darius Garland, promediando 17 tantos en cada juego. A ellos se une un Jarrett Allen que a sus 23 años ha firmado un contrato por 100 millones de dólares para 5 años, por lo que el pívot debe convertirse en el jugador angular de estos Cavaliers. Se fue de los Nets en la temporada pasada y promedió cerca del doble-doble, 13’2+9’9+1’5 tapones.

Allen tendrá la competencia del novato Evan Mobley, pick nº 3. Otro pívot que de confirmarse sus expectativas peleará muchos minutos con Allen en la pintura. Además, contrataron a Lauri Markkanen que en Chicago no terminó de aspirar a todo lo que se le esperaba a su llegada a la liga, figurándose como un posible jugador franquicia que nunca pudo ser. Con ilusiones renovadas, recibirá en Cleveland 67 millones en las próximas cuatro temporadas. También para el juego interior seguirá un Kevin Love que cada vez parece que sobra más en este equipo rejuvenecido.

Otro veterano que sin embargo llega más motivado es Ricky Rubio, en un nuevo cambio de colores para el base español. No obstante, Ricky llega quizás en su momento más álgido en su juego internacional, y puede ser el que tutele a todos los demás jóvenes. El sophomore Isaac Okoro cumplió en su primera temporada siendo el alero titular promediando 9’6 puntos por partido. El turco Cedi Osman seguirá siendo un valor desde el banquillo.

DETROIT PISTONS (20-52, 15º)

Definitivamente los Pistons dejaron atrás a la veteranía que rodeaba a su plantilla, como Blake Griffin o Derrick Rose, en medio de la última temporada. Y ya solo vemos carne fresca, un equipo que debe ser liderado por el pick nº 1 del Draft, Cade Cunningham. Todo gira en torno al egresado de Oklahoma State, un escolta penetrador y creador de juego, o al menos eso demostró en la universidad donde en su único año promedió 20’1 puntos, 6’2 rebotes, 3’6 asistencias, 1’6 robos y un 40% de acierto de tres en 35’4 minutos por juego. El francés Killian Hayes, tras un primer año complicado de lesiones, seguirá siendo el base titular y el grato descubrimiento de 2021 fue Saddiq Bey (12’2+4’5+1’4), quien estuvo en conversaciones de mejores novatos del año.

En la pintura estará un Jerami Grant que debe mantener la línea del año pasado (22’3 puntos por partido) e Isaiah Stewart, otro jugador sophomore. Como relevos encontramos algo más de veteranía ante todos estos jóvenes que llevarán el peso de la franquicia de Detroit. Los treintañeros Cory Joseph para el puesto de base y el clásico Kelly Olynyk por dentro. Pero poco más. El resto siguen siendo jugadores tremendamente noveles en la liga. Josh Jackson y Hamidou Diallo en el backcourt y ficharon a Trey Lyles para el interior. Por ver si el físico de Luka Garza es capaz de adaptarse a la NBA y vislumbrarnos como hizo en la universidad, el mejor jugador de college de los años más recientes. En total, cuentan con hasta diez jugadores menores de 23 años.

 

 

ATLANTA HAWKS (41-31, 5º)

 

Una revelación del 2021 fueron los Hawks de la mano de Nate McMillan, plantándose en las Finales de la Conferencia Este. Un equipo tremendamente joven, con las bases muy asentadas y una estrella sobre la que girar, como es Trae Young. En sus primeros Playoffs no se achicó y continuó en promedios de 28’8 puntos y 9’5 asistencias por encuentro. Bogdan Bogdanovic llegó a Atlanta y encima mejoró todos sus porcentajes de tiro, al igual que lo hizo De’Andre Hunter en su segunda temporada. Ambos junto al joven Trae Young de 23 años, conformarán el quinteto con los dos puestos claros y de garantías en el interior, John Collins y Clint Capela.

Sin duda es un cinco envidiable. De ellos y del banquillo dependerá si la pasada campaña fue real o fue solo casualidad de un año bueno. Siguen los Kevin Huerter, Lou Williams, Cam Reddish, Danilo Gallinari y Jahlil Okafor. En cuanto a traspasos, se fueron Kris Dunn, Tony Snell y Bruno Fernando, pero acogieron a Gorgui Dieng y Delon Wright. Desde el Draft del 2020 eligieron a Onyeka Okongwu, pero solo pudieron disfrutar de él en 18 partidos. El pívot egresado en USC espera tener una temporada normal y demostrar su valor, pues fue seleccionado en el sexto pick. Y en el Draft del 2021 apostaron por Jalen Johnson, alero que proviene de la universidad de Duke.

MIAMI HEAT (40-32, 6º)

Después de sorprender a todos llegando a las Finales en los Playoffs de la Burbuja del 2020, los Heat tuvieron un año para olvidar. No cumplieron con las expectativas de mantenerse como contendientes y fueron barridos en la Primera Ronda de Playoffs. No obstante, la ilusión está de vuelta en Miami para este curso. Y los principales motivos fueron la renovación de Jimmy Butler, su jugador franquicia, del triplista Duncan Robinson y el fichaje de todo un base campeón y consolidado como Kyle Lowry en su primera aventura fuera de Toronto en ocho años.

Como contrapartida, tuvieron numerosas salidas que completaban una plantilla de buen calibre. Se marcharon Goran Dragic, Trevor Ariza, Andre Iguodala y Kendrick Nunn. Aunque a parte de Lowry también se han hecho con dos jugadores de siempre buen hacer, como P.J. Tucker y Markieff Morris. Además, esperan que Victor Oladipo, quien llegó a mediados de la temporada pero no pudo jugar mucho por lesiones, deje a un lado por fin esas molestias y dé al equipo un salto más cualitativo junto a Butler y Lowry. Y con Tucker y Bam Adebayo por el interior, Miami vuelve a tener un quinteto para soñar alto en el Este. Como relevos siguen el carismático Tyler Herro en plena progresión, el joven KZ Okpala, Gabe Vincent o Dewayne Dedmon para el interior. Así, como veis, el vestuario se puede haber quedado algo corto en Miami pero sus primeros siete jugadores son de enorme calidad para hacer cosas interesantes en 2022.

WASHINGTON WIZARDS (34-38, 8º)

Los Wizards están a un movimiento de tener que rehacer y empezar una nueva aventura. Ese es el de Bradley Beal, que se convertirá en agente libre el año que viene. De momento el escolta estrella seguirá liderando en Washington, pues su aportación sigue en ascenso año tras año, y en 2021 promedió 31’3 puntos por noche. Y es que a John Wall lo mandaron a Houston durante la 2020/2021 y el experimento con Russell Westbrook no acabó de funcionar, por lo que lo han traspasado a los Lakers trayéndose buenas piezas rejuvenecidas en nombres de Kyle Kuzma, Kentavious Caldwell-Pope y Montrezl Harrell. Jugadores que seguramente salten todos a la titularidad en la franquicia capitalina que ahora se verá dirigida por Wes Unseld Jr. en su primer año como head coach en la NBA.

Si los Kuzma, Caldwell-Pope y Harrell consiguen revalorizarse a sí mismos tras campeonar pero jugando exclusivamente para LeBron James y Anthony Davis, los Wizards podrían mirar a un futuro cercano. Además, en el puesto de base tendrán a Spencer Dinwiddie, de quien se espera que las lesiones le permitan regresar a su máximo nivel, al de promediar 20 puntos y 7 asistencias por encuentro cuando jugaba en Brooklyn. De refuerzos en el juego exterior estará el fichado Aaron Holiday, Raul Neto y Corey Kispert, el rookie que llega con la mejor pinta anotadora de todo el Draft. En su cuarto y último año con Gonzaga se alzó a los 18’6 puntos por partido. Para el interior, todos esperan que Rui Hachimura siga en ascensión y que cada vez sea más importante en el equipo, al igual que se desea que Daniel Gafford continúe en progresión positiva. Relevistas serán dos habituales, Davis Bertans y Thomas Bryant, más el israelí Deni Avdija entrando en su segunda temporada.

CHARLOTTE HORNETS (33-39, 10º)

LaMelo Ball fue todo un acierto. Dejó todo lo mediático que giraba a su alrededor a un lado y jugó como mejor sabe para acabar siendo el NBA Rookie of The Year 2021, a pesar de incluso perderse la recta final de la temporada por una lesión en la muñeca. Promedió 15’7 puntos, 5’9 rebotes, 6’1 asistencias y 1’6 robos. Gracias a ello, los Hornets de James Borrego tienen a alguien en quien encomendarse los próximos años desde la marcha de Kemba Walker.

El equipo de North Carolina hizo disfrutar con su baloncesto y se colaron en el Play-in. Lo malo es que, además de Malik Monk, Devonte’ Graham se ha ido a los Pelicans, y se hará notar su baja. Para aminorarlo, se hicieron con los servicios de Kelly Oubre Jr., quien en los Warriors aportaba más de 15 puntos por partido. En el quinteto inicial continuarán rondando habituales de las recientes campañas como Terry Rozier, Miles Bridges, Jalen McDaniels y, rezando un año más, por un saludable Gordon Hayward. Junto a LaMelo debe liderar estos Hornets cuyo principal problema estará en la pintura. Ficharon al veterano Mason Plumlee, pero el joven P.J. Washington debería combatirle la titularidad en su tercera temporada.

Las nuevas apuestas que llegan del Draft, del Top-20 de la Primera Ronda, son James Bouknight y Kai Jones. Un escolta de alta anotación y un ágil pívot bahameño que apuntaba a ser elegido más alto, respectivamente.

ORLANDO MAGIC (21-51, 14º)

Borrón y cuenta nueva hicieron los Orlando Magic en pleno curso 2020/2021 cuando enviaron a su jugador franquicia Nikola Vucevic a los Bulls. También dieron libertad a Evan Fournier y Aaron Gordon, hombres claves para que los Magic peleasen los Playoffs en las pasadas temporadas. Así, el bloque de los últimos años se desmanteló en esos traspasos y se metieron de lleno en una nueva reconstrucción.

Al sophomore Cole Anthony le tocó coger más minutos de los esperados como base, con una nueva lesión de Markelle Fultz cuando el pick nº 1 del 2017 nos volvía a ilusionar mejorando sus números. Los ahora dirigidos por Jamahl Mosley tendrán la experiencia de Gary Harris y Michael Carter-Williams, en un backcourt donde, además del sophomore R.J. Hampton que también llegó desde Denver, deberá el novato Jalen Suggs hacerse un hueco. Si confirma las expectativas, podría ser la nueva cara de estos Magic que les tocará ahora unos años de derrotas mientras vemos cómo todos los nuevos jóvenes son capaces de asentarse en la liga. Viene de Gonzaga y puede ser tanto base como escolta.

Además de la continuidad del habitual Terrence Ross, en el frontcourt habrá que mirar cómo se desarrollan los Chuma Okeke, Wendell Carter Jr., Mo Bamba y el rookie alemán Franz Wagner. Jonathan Isaac a priori es el valor principal de la pintura de Orlando, quien en 2021 no jugó y rezarán porque las lesiones no vuelvan a lastrarle un año más. El único perro viejo para guiar a estos jóvenes bajo el aro es Robin Lopez.

 

Para terminar, vamos a ser atrevidos un año más y os dejo con mi pronóstico de cómo acabaría para mí la clasificación de la Conferencia Este. Recuerden que los puestos del 9º y 10º te dan derecho a jugar el Play-in contra los 7º y 8ª clasificados.

 

 

 

  1. Brooklyn Nets
  2. Milwaukee Bucks
  3. Philadelphia 76ers
  4. Atlanta Hawks
  5. Miami Heat
  6. Chicago Bulls
  7. Indiana Pacers
  8. Boston Celtics
  9. New York Knicks
  10. Washington Wizards
  11. Charlotte Hornets
  12. Toronto Raptors
  13. Cleveland Cavaliers
  14. Orlando Magic
  15. Detroit Pistons

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s