Examen en el Martín Carpena

Unicaja, colista de la competición, intentará romper su mala racha de cinco derrotas consecutivas en la Euroliga ante un aspirante como el Khimki ruso de Bartzokas.

Noche de puro baloncesto en Málaga. Unicaja, marcado por la necesidad, se enfrentará a todo un aspirante a colarse en la Final Four de Belgrado, el Khimki ruso. Un equipo duro, con un excelente entrenador como Bartzokas y que se encuentra sexto en la clasificación con un record de 7-4. Mal enemigo enfrente, pero ganable. Entre las grandes individualidades de los moscovitas encontramos al “zar”, Alexey Shved, y a un viejo conocido de la afición cajista como es Markovic. Sin duda, Shved es el jugador más peligroso de su equipo con una media de más de 20 puntos por partido y el tercero más valorado de la competición junto con Luka Doncic con casi 20 de media de valoración.

Por su parte, el equipo malacitano necesita confirmar hoy el haber salido de la crisis de resultados tras sus dos victorias en las dos últimas jornadas de Liga Endesa. Como afirmábamos antes, los de Plaza son últimos con un balance de 3 victorias y 8 derrotas empatado en la cola con Milano, Efes y Valencia Basket. A pesar de ello, se encuentra a una victoria del F.C.Barcelona y a dos del Baskonia y del Real Madrid, equipo que marca el corte de acceso a los play-offs. Además, el conjunto moscovita suele bajar muchos enteros cuando sale de Moscú y como visitante ha sumado tres de sus cuatro derrotas, aunque fue capaz de ganar en el WiZink Center (80-86), una muestra de su peligrosidad.

En el plano deportivo, Joan Plaza cuenta con todos sus efectivos disponibles aunque el susto lo dio Dragan Milosavljevic. El serbio viajó el lunes por la mañana a Belgrado para renovar su permiso de trabajo en su país, pero la burocracia lo ha retenido más tiempo de lo previsto y ha vuelto en el día de hoy. A pesar de ello, podrá estar disponible para lo que lo requiera su entrenador. El que no podrá disputar ningún minuto en el día de hoy por parte del plantel de Bartzokas será Thomas Robinson. El principal bastión del conjunto ruso en la pintura sigue de baja debido a la rotura de escafoides que sufrió en su mano y que le aleja de la cancha 3-4 meses. A él, se suma la duda de Markovic hasta última hora, pero siendo un partido tan sentimental para él, seguro que estará a las órdenes de coach Bartzokas.

Así y con todo, los cajistas no ganan en el máximo torneo continental desde el pasado 10 de noviembre, cuando batieron en casa al Estrella Roja 79-65 y situarse con un esperanzador balance de 3-3. Por lo que ya toca alegrar a la afición con una victoria que dé alas al equipo y que suponga un subidón en el estado anímico de todo aquello que rodea al Martín Carpena. Recordemos que estos mismos jugadores fueron capaces de ganar al Fenerbahçe, campeón de Europa, en la jornada inaugural, algo que pocas plantillas pueden contar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s