LeBron lo vuelve a hacer

LeBron James lo volvió a hacer. El alero de Akron ganó su sexto ‘Game 7’ consecutivo y estará en sus octavas Finales de la NBA seguidas, después de liderar a los Cavaliers en el último y decisivo partido de la serie ante Boston.

Después de jugar los 82 partidos de Liga Regular por primera vez en sus 15 años de carrera, anoche, en su encuentro número 100 del curso, jugó todos los minutos, yéndose hasta los 35 puntos, 15 rebotes, nueve asistencias y dos tapones, con un 12/24 en tiros de campo, 8/11 desde la personal y 3/8 en triples.

Sin duda, otro nuevo partidazo de ‘El Rey’ para derrotar, por primera vez, a los invictos Celtics en su propia casa. Los de verde aún no sabían lo que era perder en el TD Garden de Massachusetts, y tras 10 triunfos seguidos, ahora ya lo saben.

Gracias a la victoria, habrá que posponer la decisión sobre su futuro. Este posible agente libre ha vivido entre rumores durante todo el curso, pero aún tiene algo pendiente, ganar la NBA a los Rockets o los Warriors, que se medirán esta noche por el otro puesto en las Finales.

Desde 2011 siempre ha estado en las Finales: cuatro con Miami y ahora otras cuatro con los de Ohio, rompiendo así el sueño de los Celtics, que no la pisan desde la temporada 2010. Hoy era un buen día para ellos, y más tras el 26-18 del primer cuarto a su favor. Pero ‘El Elegido’ tenía algo que decir.

Y junto a él, Jeff Green se fue hasta los 19 puntos, por los 12 de JR Smith y los 10 con nueve rebotes de Tristan Thompson, siendo los únicos que llegaron a los dobles dígitos. Kevin Love y José Manuel Calderón no estuvieron presentes.

En el bando local, el mejor fue Jayson Tatum, autor de 24 puntos, siendo el primer novato en tener 20 o más puntos en 10 o más partidos de Playoffs desde que lo hiciera Kareem Abdul-Jabbar en 1970, y se quedó a un solo punto (351) de ser el máximo anotador rookie en la historia de la post-temporada.

Sin Gordon Hayward y Kyrie Irving, Stevens solo usó siete jugadores, terminando una temporada buenísima en lo personal debido a las circunstancias. Ya que cuando nadie confiaba en ellos, ellos llegaron a donde tenían que llegar antes de las lesiones.

Sin embargo, un mal partido les privó del sueño. Una mala noche desde el triple, donde solo anotaron siete de sus 39 intentos les prohibió estar entre los dos mejores. Terry Rozier, termómetro del equipo, falló sus 10 tiros de tres, y Marcus Smart, con un 1/10 en tiros de campo, tampoco ayudó mucho, igual que el 5/18 de Jaylen Brown. Un equipo cansado por el que hay que quitarse el sombrero.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s