Los Warriors necesitaron del tiempo extra para derrotar a un histórico LeBron en el Game 1

lebron-james-scores-46-points-as-cleveland-cavaliers-force-game-seven-vs-boston-celtics

Increíble primer partido de estas Finales de la NBA 2018 vivido en el Oracle Arena. A priori la serie se pronosticaba un mero trámite de los Golden State Warriors a revalidar el anillo, pero, aunque salieron victoriosos del Game 1, nos deja la incertidumbre de si realmente los campeones podrán ganar tan fácil o si Cleveland tendrá gasolina para aguantar y luchar por el título.

Y es que, aunque los Warriors venciesen por 124-114 a los Cavaliers, el marcador no refleja ni de lejos lo ocurrido. Disfrutamos de un partido trepidante en el que, tras un final de infarto, se forzó la prórroga donde los de Tyronn Lue llegaron desfondados y cedieron rápido en los cinco minutos extras.

Cleveland se vio sustentado una vez más por su estrella LeBron James, quien batió su mejor marca en unas Finales y en Playoffs al anotar 51 puntos, convirtiéndose en el sexto en la historia de la liga en firmar 50 o más puntos en un partido de las Finales (el primero desde Michael Jordan, en 1993), y el único que con esa anotación lo pierde. Además, LeBron empata a Jordan como el jugador con más partidos de Playoffs de la historia de más de 30 puntos (109), e iguala a Jerry West como el jugador que suma más encuentros de más de 40 puntos en una misma postemporada (West consiguió 8 en 1965). Sin duda, un partido emocionante, digno de una final y que pasará a la historia.

LeBron también capturó 8 rebotes y dio 8 asistencias a sus compañeros, los cuales estuvieron presentes solo durante la primera parte. Kevin Love estuvo de aprobado con 21+13, pero los demás tendrán que aportar más si quieren alargar esta serie: J.R. Smith sumó 10 puntos, Larry Nance Jr 9+11 y Jeff Green 7 tantos con 5 asistencias.

12 puntos hizo LeBron en el primer cuarto que se quedó en un igualado 29-30. Los Warriors quedaron desconcertados al ver que Klay Thompson (24) debió retirarse por un golpe en su rodilla, aunque después volvió. Y los Cavaliers llevaban la batuta del marcador: defendían a los locales, atacaban con recursos fáciles y reboteaban ofensivamente (4-18). Con otros 12 tantos de James en el segundo cuarto, Cleveland llegó a tomar diferencias de +10, pero un pequeño arreón antes del descanso de los Warriors, terminado con un triple de Stephen Curry sobre la bocina, reseteó por completo el partido (56-56).

El tercer cuarto empezó con otra cara para los de Steve Kerr. Parcial inicial de 10-3 y la batuta pasó a las manos de los Stephen Curry (29+6+9), Kevin Durant (no tuvo su mejor noche, 26 puntos en 22 tiros), Thompson, Draymond Green (13+11+9+5 robos y 3 tapones) y compañía. Destellos de Looney, Bell, Livingston o McGee, encargado de cansar a LeBron, también aportaron, pero todo ello fue insuficiente para abrir una distancia que definiera el encuentro antes de tiempo. Los Cavs con un LeBron imparable siguieron enganchados en todo momento, siempre a menos de 5 o 6 puntos de su rival (78-84 tras 36 minutos de juego).

Llegó un último cuarto vibrante donde los hombres de Tyronn Lue permanecieron a la estela de los Warriors, hasta que realizaron un parcial de 0-6 y con un 2+1 de James confirmaban que aún podía pasar de todo dándole la vuelta a la tortilla en el minuto final (102-104). Una falta a Durant igualó la contienda con dos tiros libres, LeBron anotó rápido pero Curry contestó con un 2+1 que ponía el marcador en 107-106.

Solo restaban 4 segundos y un último ataque que dirigir para LeBron. Pasó a George Hill bajo el aro y Thompson tuvo que realizar la falta. El base anotó el primero (107-107) pero falló el segundo, y, aunque el rebote lo capturó J.R. Smith, este no sabemos qué le ocurrió, pues en vez de tirar a canasta, salió de la zona y se agotó el tiempo pese a las insistencias de sus compañeros para que lanzara o cediera el balón.

Ya en el tiempo extra no hubo color. Los de Ohio, agotados, permitieron 9 puntos seguidos que acabaron con las posibilidades de llevarse el triunfo (116-107). Destacar que José Manuel Calderón, el tercer español que disputa unas Finales, ya con todo decidido saltó a la pista para disfrutar de sus primeros segundos como finalista. Por sexta vez consecutiva, Cleveland se va derrotado del Oracle Arena, donde no ganan desde la noche que se hicieron con el anillo en 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s