La semana en la que tres equipos claramente inferiores han sacado los colores al Barça de Pesic

Así es, queridos amigos. El domingo, tras la victoria del Barça sobre el Estudiantes, leía comentarios en la maravillosa jungla de Twitter que decían que la semana del Barça de Pesic había sido perfecta. Me quedé anonadado. ¿Perfecta? Sí, perfecta, decían. 3 victorias en 3 partidos. Viva el resultadismo.

¿Qué es la perfección? Según la RAE, la perfección es la cualidad de perfecto. Y perfecto es algo o alguien que posee el grado máximo de una determinada cualidad o defecto. Me parece muy interesante eso de “cualidad o defecto”. Y es que esta última semana el Barça de Pesic ha hecho una perfecta demostración de lo que está siendo la temporada en el Palau Blaugrana. En el Palau y también lejos del Palau, evidentemente.

Llevamos semanas, incluso meses, avisando de que este equipo a duras penas está teniendo una evolución, por mucho que algunos digan lo contrario. Esta última semana se ha saldado con tres triunfos en tres partidos y en ese sentido, ha sido perfecta, claro. El sueño de los resultadistas. Pleno absoluto y aquí no pasa nada, todo va bien. Pues bien, después de verme los 3 partidos íntegros, he de decir que han sido los partidos “estándar” que viene haciendo el Barça esta temporada: descuidando el perímetro, con muchas desconexiones y remontadas a base de defender a un alto nivel 10-15 minutos y atacar a base de talento individual. Ha funcionado en Berlín, también contra el Bayern con esa remontada in extremis (con errores arbitrales bastante importantes) y también en el WiZink Center contra el Estudiantes.

La semana comenzaba con un fantástico primer cuarto en Berlín. 12-27 mandaban los de Pesic tras el 1Q con 7 puntos de Delaney y 5 de Hanga y Mirotic. Tras los primeros 10 minutos, vino la terrible desconexión. El equipo se fue 8 puntos por debajo al descanso (46-38). Tras el paso por los vestuarios, el Barça continuó con la caraja habitual del 3Q y siguió sufriendo en los primeros 2-3 minutos. Llegó a estar 11 puntos por debajo en el marcador (53-42, a los 23 minutos de partido), pero a partir de ahí empezaba la reacción del equipo y con buenas defensas y un ritmo alto en ataque se acercaron en el marcador, incluso se fueron al último cuarto con +4 en el marcador tras triplazo de Delaney sobre la bocina (62-66). Hubo altibajos en el último cuarto, pero tras un arreón final, el Barça salvaba el partido venciendo por 80-84 con exhibición ofensiva de Álex Abrines (17 puntos y 21 de valoración para el mallorquín).

Imagen
Foto: @FCBbasket

Tras el susto de Berlín llegó el partido de la vergüenza en el Palau Blaugrana. El viernes, el 17. clasificado de la Euroliga, el Bayern de Munich, se llegó a colocar 17 arriba en el 3Q, tras una primera parte mala pero igualada (42-41 al descanso). Y es que los de Pesic, que tampoco habían hecho una gran primera parte, salieron adormilados, indolentes, tras el paso por los vestuarios. Un parcial de salida de 6-24 para los bávaros ponía el 48-65 en el marcador a 3:40 del final del 3Q. El Palau empezaba a impacientarse (normal, mucho estaban tardando) y el equipo empezó a mostrar un poco de amor propio (y los árbitros estuvieron a favor de la remontada, todo hay que decirlo, ya que algunas acciones como la de Barthel son inexplicables). Total, remontada épica en el último cuarto y victoria casi sobre la bocina por 83-80. Eso sí, 12 triples de 27 intentos para los visitantes (%44.4), por 11 de 31 del Barça (%35.5). Descuidando el perímetro en defensa día sí y día también.

Imagen
Foto: @FCBbasket

Y el triplete de victorias semanales se consumó el pasado domingo en el WiZink Center contra el Estudiantes, último clasificado junto al Fuenlabrada. Vaya primera parte. Mejor dicho, vaya primeros tres cuartos. Terrible, infumable. Ganas de apagar la tele. Al descanso -7 (35-28) y gracias. No se puede jugar peor al baloncesto con semejante plantillón. La desgracia continuaba con los sustos que nos daban Hanga y Delaney, ambos tocados. El segundo, de hecho, no pudo continuar jugando. Oriola y Abrines tiraban del carro blaugrana en el 3Q y los de Pesic se acercaban en el marcador, tanto que acabaron por delante tras 30 minutos (52-55). En el último cuarto el Barça sí fue superior y supo gestionar la ventaja para terminar la semana ganando (67-74) y como líder en solitario de la Liga Endesa. Eso sí, cómo no, 12 triples anotó el Estudiantes de 34 intentos (%35).

Imagen
Foto: @FCBbasket

Pero esto es lo que hay, queridos amigos. Cada semana es un equipo diferente el que saca los colores y enseña las costuras de este megaproyecto azulgrana, solo que en esta, se ha visto más claro que en ninguna otra anterior. Se han levantado estos 3 partidos, sí, pero, ¿y en una posible semifinal de la Final Four? ¿También lo levantarán? Ya lo veremos. Lo veremos, si el equipo se clasifica para ir a Colonia, claro. Porque antes vienen los playoffs y las sensaciones siguen sin ser buenas. El que avisa no es traidor. Ojalá me equivoque, claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s