Los MAVS del 10/11

Tras varias temporadas consecutivas acariciando la cima y cargando aún con la sombra de aquellas finales de 2006 en las que cayeron ante Miami Heat, el equipo tejano afrontaba la temporada 2010/2011 con un equipo muy veterano, pero también muy sólido; un conjunto liderado por Jason Kidd y Dirk Nowitzki, quienes viendo cerca el ocaso de su carrera, ansiaban conseguir el deseado anillo que les faltaba entre tanto galardón ya recibido.

El equipo dirigido por Rick Carlisle se postulaba ante una temporada que pintaba más que complicada; nos encontramos ante un curso repleto de distintos claros candidatos al anillo. Hablamos de equipos tales como Miami Heat, quienes formaron un Big Three de escándalo con Wade -Lebron -Bosh; unos más que consolidados Spurs a las órdenes de Gregg Popovich y unos jovencísimos Thunder, que para aquellos entonces contaban con 3 de los recientes MVP´s de la liga (KD, Harden y Westbrook).

El conjunto del estado de Texas, estaba compuesto por una plantilla que cargaba a sus espaldas muchos años en la liga; jugadores tales como los ya mencionados Kidd y Nowitzki, quienes estaban bien secundados por grandes tiradores como Jason Terry, D.Stevenson y Stojakovic; también contaban con una defensa sólida, teniendo como referencia en dicho apartado a jugadores como Tyson Chandler y Shaw Marion; además, cabe mencionar a un buen jugador de banquillo como J.J Barea, quien siempre que entraba a pista imprimía gran energía al equipo. 

A esta resumida vista sobre los jugadores más destacados de aquellos Mavericks, cabría mencionar a otros que, aun teniendo menor incidencia en el juego, también fueron partícipes de aquel anillo: Butler, Haywood, Beaubois, Brewer, Mahimi, Cardinal, Jones, Pavlovic, Novak y Ajinca.

Playoffs: el camino al anillo

Tras una temporada regular en la que terminaron terceros del Oeste con un récord de 57-25, se enfrentaban en la primera ronda de Playoffs a Portland Trail Blazers. En esta primera ronda ganarían los dos primeros encuentros en casa, pero tras viajar Portland, perdieron los dos siguientes en el Rose Garden, permitiendo así que los de Nate Mcmillan empataran las serie. Comenzaban a aparecer las dudas alrededor de la franquicia tejana, ya que en temporadas anteriores tampoco habían conseguido alcanzar su máximo en post temporada; finalmente consiguieron superar esa primera ronda tras vencer a los de Oregon por 4 -2.

En Semifinales de Conferencia se enfrentarían a Los Ángeles Lakers de Kobe y Pau, quienes habían conseguido hacerse dos veces consecutivas con el anillo en las temporadas previas. Nadie imaginó lo que sucedería, y es que Dallas, barrería a los angelinos en cuatro partidos, sin dar apenas opción a estos; en el último partido de la serie, en la que los tejanos se impondrían por 122 -86, Jason Terry establecería un nuevo récord para la liga anotando nueve triples en un partido de post temporada.

En finales de Conferencia se verían las caras con los jóvenes Oklahoma City Thunder, quienes habían jugado a un ritmo frenético durante la temporada, con jugadores como KD, Westbrook y Harden, a quienes “se les caían los puntos del bolsillo”. En el primer partido los tejanos se impusieron con 48 puntos del alemán Dirk Nowitzki, pero perderían la ventaja de campo al caer en el segundo encuentro. Posteriormente los Mavericks ganarían los siguientes tres encuentros sin dar opción a los chicos de Scott Brooks y plantándose así, en las Finales de la NBA.

La final los enfrentaba a Miami Heat, un equipo construido para ganar el anillo. Los dos primeros encuentros se disputaron en Miami, siendo el primero en favor de los Heat (92–84) y el segundo para los tejanos, ganando el partido por la mínima (93 -95). Tras la vuelta a Dallas, los de Carlisle volverían a perder el primer partido, que a poco estuvo de ser para ellos, pero Nowitzki no conseguía anotar el tiro decisivo (86-88). El cuarto partido de la serie sí que conseguirían ganarlo, con el alemán asumiendo galones en los momentos finales y golpeando a los Heat con su famoso “fadeaway” (86 -83). 

Tras una serie, en la que ambos equipos anotaron por debajo de sus medias, por fin pudieron deleitar al espectador con un festival ofensivo superando por primera vez en la serie la barrera de los 100 puntos; en este encuentro, Kidd y Jason Terry pusieron el punto final a los Heat en la recta final del mismo, para poner el 3 -2 en la eliminatoria en favor de Dallas (112–103).

En el sexto y definitivo partido, Dallas Mavericks conseguiría hacerse con el Campeonato de la NBA tras ganar por 105-95, con unos estelares Jason Terry y Dirk Nowitzki, dando así una tremenda sorpresa, no sólo a sus fans, sino a todo espectador por hacerse con un campeonato que parecía casi imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s