Valencia, a por el único título que le falta en sus vitrinas

Victoria del conjunto taronja por 83-78 en las semifinales de la Supercopa ante un Unicaja combativo. Cuarta final consecutiva para los valencianos.

Ya suele ser habitual la presencia de Valencia Basket en una final. Equipo con todas las letras que en el día de hoy disputará su cuarta final consecutiva. Pero primero tuvo que sudar y al final, más de la cuenta para vencer al conjunto cajista en un encuentro que tuvo de todo. Previo al partido, se decía que las bajas iban a mermar al plantel de Valencia, además con técnico nuevo y habiendo entrenado juntos dos días y que el conjunto malacitano venía mejor. Se dicen muchas cosas hasta que bota el balón y nada de lo que se dice importa.

DKZrp28WkAEie46

El partido comenzó y pareció que por Valencia no había pasado el verano, que ese juego fastuoso que hizo hincar la rodilla al mismísimo Real Madrid seguía siendo igual de coral, defensa de espartos y ataque de alquimia. Los taronja salieron arrasando a un Unicaja perdido y sin rumbo. Su perfecto estilete, E.Green. El americano acabó la primera mitad con 14 puntos, 1 fallo en el tiro, 3 asistencias y 17 de valoración. Llegaron a vencer hasta por 17 puntos. Los malagueños alternaban buenos ataques con Salin y Agustine al mando con defensas cortocircuitadas (problemas con el pick and roll en cabecera). Valencia mandaba y lo demostraba. Fernando San Emeterio era el que más claro lo tenía. La divinidad del Santo le hace saber leer la mejor opción y eso es bueno para los de naranja. Joan Sastre, Dubljevic y W. Thomas desde el banco aportaban minutos de calidad y no permitían que bajase la diferencia. El Unicaja quería pero no podía. Reboteaba bien pero no era capaz de finalizar con acierto. Al descanso, los 50 puntos del equipo valenciano dejaban prever cual sería el final.

DKZ5dmkWAAARAiV

Los andaluces no se encontraron del todo en el primer tiempo, pero esto cambiaría.  Necesitaron pasar por vestuarios para mostrar una imagen más reconocible, agresiva atrás (con Alberto Díaz por fuera, y Jeff Brooks y James Augustine por dentro) y Nedovic al frente del suministro de puntos (23). Y desde la defensa sacó adelante el partido. La agresividad parece que cambió de bando y los cajistas fueron con todo. El serbio Nedovic, que arrastra problemas en el tobillo, se encendió en la segunda parte para alumbrar la esperanza del Unicaja, bien secundado por Jeff Brooks (14 puntos) y Sasu Salin (10). Llegaron a enjugar la diferencia (75-75), pero no lograron evitar el apagón final ante la defensa del Valencia Basket. Casi tres minutos sin anotar que fueron criminales. Aaron Doornekamp, con un triple lateral a falta de nueve segundos, puso la última pincelada a la victoria taronja. Los malacitanos lo intentaron, sacaron la garra y pusieron en apuros a un Valencia que apunta alto. En la final, espera Herbalife Gran Canaria.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s