Victoria pírrica del Real Madrid ante CSKA por 82-69

Enorme exhibición coral del equipo de Laso que puede perder a Kuzmic por lo que resta de temporada y a Randolph, por 3-4 semanas.

Salió cara la segunda victoria europea del Real Madrid. Sin duda y a parte del gran resultado, las preocupaciones madridistas se centran en Kuzmic y Randolph. El pívot serbio se tuvo que retirar en el segundo cuarto después de que la rodilla izquierda le fallara. El pívot se llevó las manos a la zona entre evidentes gestos de dolor y tuvo que abandonar la pista en silla de ruedas. Sus lágrimas hacían presagiar la gravedad de la lesión, que según todos los indicios podría ser una rotura de ligamentos cruzados. Ello supondría que Kuzmic se perdería todo lo que resta de temporada. Por su parte, Anthony Randolph también se tuvo que retirar entre evidentes muestras de dolor tras dislocarse el hombro derecho en una acción defensiva. En el caso del jugador estadounidense, el pronóstico de baja podría quedarse en 3 o 4 semanas.

En lo meramente deportivo, los blancos dominaron de principio a fin mediante un enorme trabajo defensivo, dejando al poderoso equipo ruso en 69 puntos. Randolph, a pesar de su lesión, lideró el ataque madridista con 16 puntos y 17 de valoración en 20 minutos, secundado por Doncic (14, 7 rebotes y 21 de valoración) y un eléctrico Campazzo en los minutos finales. El partido comenzó con una gran igualdad. Los emparejamientos defensivos hacían tener frenados a De Colo y Doncic y el Real Madrid sufría en el rebote defensivo. 20-15 al final del primer cuarto y poco a poco el plantel de Laso crecía. Tanto fue así que la rotación del Real Madrid le sentó bien.  Subsanó en parte el problema del rebote en su aro y no permitió en ningún momento que el CSKA se sintiera cómodo en ataque (solo dos asistencias). A todo esto, se sumaban buenos minutos de Randle, que se estrenaba ante su afición, de Carroll y Randolph. Los blancos corrían, defendían y desangraban poco a poco a los “zares” de Rusia para poner el 45-33 antes del descanso. La única mala noticia llegó en forma de lesión de  Kuzmic en su rodilla.

Tras la reanudación, CSKA reaccionó. Lógico, pero sin el Chacho y De Colo en pista. La defensa se endureció y el Madrid no encontraba regularidad en el ataque (0/6 en triples). Los moscovitas seguían cargando el rebote ofensivo y Clyburn aportaba puntos desde el banco (nueve puntos en cuatro minutos). A Laso le crecían los enanos, el partido se complicaba y llegaba otra lesión. Esta vez, Randolph. El único jugador que tiraba del carro en este cuarto se tuvo que retirar tras una luxación en el hombro. El CSKA estaba en la puerta. 56-53, min. 30. La reacción de los de Laso no se hizo esperar. Tras una canasta de De Colo que ponía la diferencia en un punto, el Real Madrid bajó al barro.  Sin su mejor hombre, Randolph, supieron reaccionar a tiempo desde una magnífica defensa y derrochando una gran energía. Rudy de ‘ladrón’, Maciulis haciendo de Randolph en la posición de cuatro para controlar a Clyburn y Campazzo liderando un ataque que recuperó el acierto en el triple (cinco en el tramo final), el Madrid mostró su mejor cara, desinflando al CSKA y gestionando una diferencia que superó la decena de puntos. 82-69 fue el marcador final para dar un golpe de autoridad y colocar su segunda victoria en Euroliga.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s