Rivales del UCAM Murcia en la Final Four de la BCL 

 

 image_21

AS Mónaco 

En su segunda presencia en la Basketball Champions League, AS Mónaco vuelve a jugar la Final Four y lo hará después de una competición casi perfecta donde sólo ha perdido dos partidos. El equipo galo demostró la realidad de su favoritismo al terminar líder del grupo A (13-1) perdiendo únicamente en la pista del Pinar Karsiyaka en la última jornada y con todo resuelto. Ya en cuartos barrió de la pista al Stelmet Zielona Gora (90-60 en el partido de vuelta) y superó al Banvit tras ganar en la pista turca y perder por la mínima en la vuelta.

Precisamente en la eliminatoria frente al equipo turco emergió la figura de Gerald Robinson, autor de 48 puntos entre los dos partidos. El escolta destaca por potencia física y verticalidad a la hora de encarar el aro. Además, promedia un 38% en triples. Junto a Robinson, destaca por fuera el base DJ Cooper. Aunque tiene menos relevancia esta temporada no hay que olvidar la calidad triplista de un viejo conocido como es Sergi Gladyr. En la pintura destaca la gigante figura del bosnio Elmir Kikanovic, un pívot de muñeca fina (15 puntos) y que puede tener su mayor debilidad en la defensa. Para ayudarle está Chris Evans un jugador potente físicamente y que ha destacado con algo más de 13 puntos y cuatro rebotes por partido. Atención a lo que pueda hacer Damjan Rudez tras incorporarse hace escasas fechas al equipo francés. El ala pívot croata llega tras su etapa valenciana con la misión de abrir la pista con su lanzamiento exterior y ayudar en el rebote. 

 

AEK Atenas 

Un clásico del baloncesto continental vuelve a la élite y el equipo ateniense jugará la Final Four de la Basketball Champions League además siendo organizador después de mostrar su mejor cara en la eliminatoria de cuartos superando al SIG Strasbourg. Y es que el AEK Atenas no tuvo una primera fase fácil y sólo el basketaverage en un cuádruple empate (8-6) con Medi Bayreut, Movistar Estudiantes y Umana Ryer Venecia le permitió ser tercero de grupo. En octavos parecía que su camino se acabaría cuando Nymburg le ganó en Atenas por 88 a 98. Sin embargo, entonces surgió el histórico orgullo ateniense y en la República Checa remontó ganando por 11 puntos (14-29 en el último cuarto) gracias al brutal partido de Manny Harris (36 puntos). Ya en cuartos de final, Atenas hirvió para vencer a SIG Strasburg y el AEK Atenas pudo en la vuelta contener los intentos franceses por remontar la eliminatoria.

La estrella de este AEK Atenas no es otro que el escolta Manny Harris. Y es que no sólo fue el héroe en las eliminatorias, sino que muchos de los ataques del equipo ateniense pasan por sus manos. Harris ha sido el cuarto anotador de la competición promediando más de 14 lanzamientos por partido para una media de casi 18 puntos por encuentros. Él es el epicentro del ataque griego aunque no se debe descuidar la fortaleza interior de un Vince Hunter que no ofrece un juego preciosista pero sí contundente y resolutivo. Además, Dusan Sakota y el base Mike Green son otros nombres a tener en cuenta en un equipo cuya principal fortaleza esté en el peso de la historia y la confianza adquirida tras ganar la copa griega. 

 

MHP Reisen
El conjunto alemán llega a la Final Four después de una gran fase de grupos donde quedó segundo del grupo B empatado con Iberostar Tenerife a 14 victorias y sólo dos derrotas. Con ese impulso anímico, el equipo de Ludbiwgsburg arrolló al Oldenburg en la ida de los octavos de final y dejó sentenciada la eliminatoria al ganarle por 25 puntos de diferencia. Peor escenario dibujó la segunda eliminatoria contra equipo alemán porque en la ida perdió en casa frente al Medi Bayreuth. Cinco puntos era un margen corto, pero complicado en pista ajena y, sin embargo, MHP Riesen logró completar un magnífico último cuarto (17-27) para remontar la eliminatoria y certificar su presencia en la gran fase final.

Sin grandes estrellas, el nombre de Thomas Walkup destaca dentro de la plantilla del MHP Riesen. Se trata de un pívot móvil y atlético que destaca por su potencia a la hora de encarar el aro siendo su faceta anotadora el aspecto más destacado de su juego. Junto a él, Adam Walekowski es el pívot que pone la garra en la defensa alemana. Su juego es más de pívot clásico, pero forma con Walkup una pareja interesante y con buena química. Por fuera, Kerron Johnson pone el orden mientras que los puntos llegan de la mano del eléctrico David McGray un jugador muy a tener en cuenta pero irregular. Con él destacan Justin Sears y Dwayne Evans, dos aleros muy atléticos que pueden jugar de cuatro por su capacidad reboteadora pero que tienen el punto débil en su escaso rango de tiro, es sin duda la cenicienta entre los cuatro equipos. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s